Una veintena de colegios madrileños tienen ya señalizados los caminos seguros para los escolares

Actualizado 02/06/2009 15:03:44 CET

Dos centros de cada uno de los 21 distritos de la ciudad se beneficiará de la iniciativa el próximo curso

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una veintena de colegios públicos madrileños tiene ya señalizados sus caminos seguros, por los que los escolares pueden llegar a clase sin riesgos y de manera saludable, dentro de la iniciativa 'Madrid a pie, camino seguro al cole', que se enmarca en el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2007-2010.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, hizo hoy balance de la iniciativa trece meses después de su presentación. El acto se celebró en el Colegio Público Amadeo Vives, del distrito de Latina, donde el primer edil acudió acompañado por los responsables de las áreas implicadas: Pedro Calvo, de Seguridad y Movilidad; Paz González, de Obras y Espacios Públicos; Concepción Dancausa, de Familia y Servicios Sociales; y Ana Botella, de Medio Ambiente.

En este centro, donde se realizó la experiencia piloto del proyecto, se han instalado ya vallas en las aceras a lo largo de todo el perímetro y carteles informativos para alertar a los conductores. Además, se ha cambiado el aparcamiento en línea a estacionamiento en batería, se ha duplicado el ancho de acera de acceso al colegio y se han retranqueado dos pasos de peatones para evitar atropellos.

Éstas y otras medidas fueron señaladas por los propios estudiantes como escoyos que encontraban para poder ir andando a clase, en la primera fase de la implantación de estas rutas, cuando los responsables municipales estudian las distintas alternativas en medio kilómetro de radio usadas por los alumnos en su itinerario de ida y vuelta al centro. Después, se abre un proceso de debate para seleccionar las diez iniciativas a ejecutar y, finalmente, se implantan las medidas en un plazo máximo de tres años.

Inicialmente, se preveía llevar la experiencia desde los dos colegios piloto al 50 por ciento de los centros existentes en la ciudad, comenzando con tres colegios por distrito en 2009, seis en 2010 y una decena al final de la legislatura.

Finalmente, sin embargo, sólo un colegio por distrito ha contado con estas medidas de seguridad para los niños este curso escolar, gracias a la participación de 2.300 niños, y el Consistorio extenderá el programa a 42 centros --dos por distrito-- en el próximo curso.

OBJETIVOS

El espíritu de esta iniciativa tiene varios objetivos. A largo plazo, se pretende fomentar la autonomía y movilidad sostenible entre los más pequeños, mejorar la seguridad ciudadana en el entorno de los centros escolares y la seguridad vial en todos los medios de transporte, fomentar la actividad física entre los niños y promover un modelo de movilidad que reduzca el uso del vehículo privado para los desplazamientos al colegio.

Pero además, este Plan ayudará a cumplir el objetivo de la Unión Europea de reducir en un 50 por ciento los siniestros y víctimas de accidentes de tráfico en el periodo 2000-2010. "Madrid ya cumple con este dato, porque si en 2000 fueron 104 los fallecidos en accidentes en la ciudad, este indicador ha disminuido en más de un 60 por ciento hasta 2008, pues el año pasado fueron 41 las víctimas mortales", subrayó Gallardón.

Por otra parte, la iniciativa promueve la participación ciudadana de padres, profesores, comerciantes, vecinos y de los propios niños, que "comienzan desde pequeños a ser ciudadanos activos y responsables".

De hecho, son ellos los que señalaron las dificultades con las que se encuentran en el entorno de su colegio, como no poder ver por encima de los coches o tener miedo de cruzar calles sin pasos de cebra. La comunidad educativa también colabora en la reorganización, cuando es necesario, de las entradas y salidas del centro o en la elaboración de recursos didácticos para que los chavales conozcan su entorno.

"Del mismo modo, 'madrid a pie, camino seguro al cole' debe ser entendido también como un instrumento para potenciar hábitos de movilidad más saludables y sostenibles, pues favorece una reducción del uso del vehículo privado", apostilló el regidor madrileño.

OJO DE LA FORTUNA

De hecho, ésta fue una de las cosas que más destacaron los niños de 5º y 6º de Primaria que estuvieron en el patio del colegio Amadeo Vives durante el acto. "Nos ha cambiado la vida, ahora podemos ir tranquilos y nuestros padres confían más en nosotros porque saben que no nos va a pasar nada", destacó uno. "Ahora podemos venir al cole solos y a gusto, sin que nos pille un coche", añadió otro. Una tercera niña indicó que antes la llevaban sus padres a clase pero ahora "se puede venir andando, que es más sano y no contamina".

Además, un grupo de alumnos del colegio le regaló al alcalde un amuleto turco que compraron durante su visita a Estambul para participar en un concurso de bailes regionales en el que ellos interpretaron un chotis.

"Es para que nos dé suerte para los Juegos", le dijeron a Gallardón que, riendo, les contestó: "El próximo 2 de octubre, cuando ganemos los Juegos en Copenhague, tenéis que recordar que esto lo ganamos por vuestro amuleto".

El kit de regalo incluía además un álbum con las fotos de su participación en el certamen y otro 'ojo azul' u 'ojo turco', como se conoce a estos talismanes, esta vez para los responsables de la candidatura de Madrid 2016.