Publicado 23/07/2021 12:59CET

Automobile Barcelona se celebrará en octubre y "contribuirá a la reactivación de las ventas"

Archivo - Una edición anterior del Automobile
Archivo - Una edición anterior del Automobile - FIRA DE BARCELONA - Archivo

Lacalle: "Tras 102 años de historia el salón sigue al lado del sector del automóvil"

BARCELONA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Salón Internacional del Automóvil, Automobile Barcelona, se celebrará del 30 de septiembre al 10 de octubre en el recinto Montjuïc de Fira de Barcelona y "contribuirá a la reactivación de las ventas", según un comunicado del recinto ferial este viernes.

El congreso está organizado por Fira con el apoyo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y contará con la participación de marcas BMW, Cupra, Dacia, DFSK, DR, Evo, Ford, Hispano Suiza, Honda, Hyundai, Kia, Lexus, Mercedes Benz, Mini, Nissan, Renault, Seat, Smart, Suzuki y Volvo.

También participarán empresas del sector de la movilidad como Nio (Motos Bordoy), Ray, Silence, Sunra, Mapfre, Smou y la colaboración del Servei Català de Trànsit (SCT) de la Generalitat.

El salón ocupará los pabellones 1 y 8 del recinto de Montjuïc, la avenida Maria Cristina y el entorno de la calle Rius i Taulet y estará abierto al público general del 2 al 10 de octubre --los día 30 y 1 se dedicarán a las empresas--.

El presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle, ha explicado que es uno de los primeros eventos de Europa en celebrarse de manera presencial desde la Covid-19, contará con retransmisión por streaming de las presentaciones de vehículos y "ayudará sin duda a relanzar el sector".

"Barcelona no tira la toalla. Tras 102 años de historia el salón sigue al lado del sector del automóvil", ha añadido.

ANFAC

El director general de Anfac, José López-Tafall, ha defendido que la automoción "está trabajando fuertemente para impulsar su transformación hacia la movilidad del futuro".

También ha afirmado que como sector tienen un "compromiso con el país" y ha recordado que representan el 11% del PIB y emplean a casi dos millones de personas en toda la cadena de valor.