Actualizado 03/06/2007 14:02 CET

Aguirre dice que ir en las listas del Senado "no tendría ninguna utilidad" y no tiene sentido querer mayor protagonismo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, afirmó hoy, en una entrevista concedida al periódico La Razón, que ser incluida en las listas del PP para el Senado en las próximas elecciones generales de 2008 "no tendría ninguna utilidad".

Preguntada por si baraja la opción de ir como senadora porque no puede adscribirse en las listas del PP al Congreso, recalcó: "No creo que tuviera ninguna utilidad. Además, estoy volcada con los madrileños y eso requiere toda mi dedicación".

Asimismo, en el caso de que Mariano Rajoy sea presidente del Gobierno y le ofreciera una responsabilidad manifestó que, "como todo eso no ha sucedido", de "futuribles" no habla. "Primero tiene que ganar el PP, lo cual creo que es muy posible, pero aún no lo hemos conseguido y, en segundo lugar, el presidente Rajoy me tendría que llamar para ocupar algún puesto dentro de su Gobierno", subrayó.

Por otro lado, también tuvo palabras para su compañero de formación y alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, que a la pregunta de la periodista sobre qué le parece el ofrecimiento del primer edil para ser 'número dos' en las listas del PP en las generales, respondió que "para ayudar a Mariano a llegar a La Moncloa están todos".

"Cada uno desde el lugar en el que nos han situado los electores, le tenemos que ayudar. No tiene ningún sentido querer mayor protagonismo", enunció.

Además, preguntada por la opinión de Ruiz-Gallardón sobre que "éxito del PP se debe al discurso de centro-liberal", Aguirre estimó que "la única valoración que cuenta es la que se hizo en la Junta Directiva Regional del partido". "Las valoraciones al margen del partido, como la que hizo el alcalde de Madrid, son muy interesantes pero no son las del partido", explicó.

A su vez, a la pregunta de si considera que actitudes como la de Ruiz-Gallardón puede llevarles "a morir de éxito", Aguirre aseveró que ya lo dijo en la reunión del Comité Ejecutivo Regional del PP: "Los grandes triunfos llevan en sí mismos el germen de algunos problemas". "Lo que tenemos que decirnos a nosotros mismos todos los días es que los 370.000 madrileños más que nos han votado esta vez, nos pueden quitar su voto", dijo.

Finalmente, en su opinión, "asomar el más mínimo de prepotencia, de falta de humildad, de pereza o conformismo" puede suponer que los electores retiren su confianza en el PP a través de los votos.