Actualizado 21/05/2014 16:14 CET

Cañete pide disculpas si ha "ofendido a alguien", admite que estuvo "desafortunado" y subraya que no es machista

226536.1.665.380.20140521091038
Vídeo de la noticia

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   El cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, ha pedido este miércoles "disculpas" si ha "ofendido a alguien" con sus comentarios sobre el machismo y los debates con mujeres, ha admitido que estuvo "desafortunado" con esas palabras y ha asegurado que "desde luego" que no es machista, y que su trayectoria así lo acredita.

   En una entrevista en la Cope recogida por Europa Press, ha reconocido que no esperaba "tanta polémica" por esas palabras y ha dicho que ha esperado hasta hoy para disculparse porque quería hacerlo en un medio con "gran audiencia", no en un mitin. Según ha dicho, desde el PP ni le han "mandado nada" ni le han impuesto una "ley del silencio".

   No obstante, no se ha pronunciado sobre la posibilidad de que esas palabras minasen sus opciones de ser comisario europeo, como ha sugerido el PSOE, alegando que él no está en esa carrera sino en que el PP gane las elecciones europeas. Sin embargo, sí considera importante que el comisario español tenga una cartera de peso, porque aunque los comisarios son independientes tienen su "corazoncito" y porque es importante estar "en el núcleo" de la construcción europea.

   Cañete ha defendido que sus palabras no fueron un "comentario displicente" sino que tuvo la "mala suerte" de usar una "expresión desafortunada" para decir una "cosa distinta" y ha lamentado que "algunos" estén usando el episodio para dar una "imagen equivocada" de él. "Los que me conocen saben perfectamente como soy, siempre he valorado igual a las personas, hombres o mujeres", ha dicho.

   En todo caso, cree que pedir disculpas "siempre merece la pena", no para que den "la vuelta al mundo" sino para que lleguen "a la persona que se haya sentido ofendida".

   Respecto a su actuación en el debate y a su recurso permanente a los papeles, ha reconocido que él, probablemente, funciona "diez veces mejor sin papeles", con improvisaciones "más divertidas y más próximas". Según ha dicho, tiró de papeles por un "deseo de precisión absoluta", aunque ve probado que eso "en política no sirve para nada y es mejor dar un dato con mucha seguridad aunque sea falso". Sin embargo, ha dicho que prefiere no mirar para atrás y, aprendiendo del tenista Rafa Nadal, jugar "bola a bola".

LA CALLE, MEJOR TERMÓMETRO PARA LOS "VIEJOS ROCKEROS"

   El candidato ha asegurado que, más que en las encuestas, cree en lo que transmite "la calle", que es "mejor termómetro" para los "viejos rockeros", y ha dicho que el ambiente en la calle "es bueno". Así, aunque ha expresado su respeto por los profesionales de las encuestas, considera que éstas "sirven para lo que sirven y luego las elecciones ponen a cada uno en su sitio".

   Y ha reconocido que sigue preocupado por la abstención, que achaca a que "los ciudadanos no son muy consciente todavía de la importancia de estas elecciones". Además, cree que el Parlamento Europeo "probablemente no ha hecho una campaña de información" que traslade la importancia de los comicios, explicando las competencias que tiene la Eurocámara, más allá de decir, en vallas y anuncios que se decide "el futuro".

   Cañete ha reconocido que tal vez los políticos tampoco estén siendo muy didácticos, pero ha defendido que él sí está haciendo una campaña "muy pegada a las competencias del Parlamento Europeo", aunque otros partidos se empeñen en lo contrario. Con todo, confía en que España esté a la cabeza de la participación europea, y ha dicho que lo contrario sería "un fracaso".

   Y junto a la abstención, ha pedido que no se vote a los minoritarios porque un partido con un solo eurodiputado no tiene "mucha eficacia política" ni podrá orientar la política europea. Según ha dicho, su empeño es que los 'populares' sean un "referente" para configurar acuerdos, porque la próxima Eurocámara será más compleja y tendrá muchos euroescépticos, donde no será tan fácil el tradicional "eje" entre socialdemócratas y democristianos con los liberales "como árbitros".

EL BIPARTIDISMO NO SE EXAMINA

   Sin embargo, no cree que unas elecciones europeas sirvan para "expedir el certificado de defunción del bipartidismo", sino que éste se examina en unas generales, no en unas europeas donde "pueden florecer muchos pequeños partidos" porque son una "circunscripción única" y "todos los votos cuentan", ni tampoco en unas municipales donde tiene mucho peso la figura del candidato a alcalde.

   Tampoco cree que vayan a ser una "primera vuelta de las generales", aunque sí es la primera ocasión en que los ciudadanos irán a las urnas después de que se haya empezado a crear crecimiento y empleo. Además, considera que cuando se celebran las generales "los indicadores económicos habrán mejorado de tal manera que el escenario político será radicalmente distinto".

PARA ACORDAR HACE FALTA "BUEN ROLLITO"

   Sobre la posibilidad de un gobierno de gran coalición, ha replicado que "las grandes coaliciones son propias de momentos de crisis", o de la cultura alemana. Sin embargo, sí ha hecho hincapié en que en la Eurocámara 'populares' y socialistas tendrán que llegar a acuerdos y para eso hace falta "talante" y "buen rollito", y se complica cuando hay mal clima.

   "Cuando veo esos enfrentamientos tan salvajes en la campaña pienso qué poco conoce esta gente los niveles de consenso y de acuerdo que hay que conseguir", ha dicho.

   Arias Cañete ha hecho valer su experiencia como negociador en el Consejo de Ministros de Agricultura y de Pesca de la UE y ha relatado que para convencer hay que "buscar aliados" y "ser muy simpático", por ejemplo "para que te vote la ministra alemana, que ni le va ni le viene la fiesta pero sus votos son decisivos".

   Posteriormente, durante una conferencia coloquio en el Club Siglo XXI, Arias Cañete ha asegurado que quien le conoce, sus amigos, sus familia, sus colaboradores, saben que esa "imagen" no encaja con su personalidad y que a lo largo de su vida profesional no ha distinguido entre hombres y mujeres.

   "Los hechos son mejores que las palabras pero algunos utilizan en campaña cualquier falta de acierto en la forma de expresarse", ha añadido. "Hubiera sido mejor hablar más de Europa y provocar más la participación", ha añadido.

 La vicesecretaria general del PSOE y candidata de este partido a las europeas, Elena Valenciano, ha aceptado las disculpas del 'popular' Miguel Arias Cañete, pero ha insistido en que "el problema no es lo que dijo, sino lo que piensa Cañete", y en que éste "comparte el estereotipo" que ha perjudicado a las mujeres a lo largo de la historia.

   Por su parte,  la ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado este miércoles que las mujeres están "hartas" de que se las "utilice partidistamente" y de que hablen por ellas porque, a su juicio, "nadie tiene la voz de todas".

   Además,  el vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, ha mantenido este miércoles que el cabeza de lista del PP a las elecciones al Parlamento Europeo "no tenía intención de herir a nadie" con sus declaraciones sobre el machismo y ha señalado que éste ha demostrado a lo largo de toda su trayectoria política y también en esta campaña electoral que es "el candidato de la solvencia".

   La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha considerado que al cabeza de lista del PP al Parlamento Europeo "le honra" haber pedido perdón por sus declaraciones de hace unos días sobre las mujeres, que "no fueron afortunadas".

   El cabeza de lista de IU a las elecciones europeas, Willy Meyer, ha celebrado que haya pedido disculpas por sus declaraciones "machistas" sobre el debate con las mujeres, si bien ha considerado que dicha rectificación "llega muy tarde".