Publicado 07/02/2021 10:26CET

Casado compite con Abascal por liderar el centro-derecha dos años después de la foto de Colón

El presidente de VOX, Santiago Abascal (izq) y el presidente del PP, Pablo Casado (dech), hablan durante la sesión de constitución de las Cortes para la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados, Madrid (España), a 3 de diciembre de 2019.
El presidente de VOX, Santiago Abascal (izq) y el presidente del PP, Pablo Casado (dech), hablan durante la sesión de constitución de las Cortes para la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados, Madrid (España), a 3 de diciembre de 2019. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Los resultados del PP en las catalanas servirán para confirmar el éxito o fracaso de la estrategia de Casado de romper con Vox

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Este miércoles 10 de febrero se cumplen dos años de la famosa 'foto de Colón' que reunió a Pablo Casado, Santiago Abascal y Albert Rivera en el centro de Madrid junto a miles de manifestantes clamando contra "las cesiones" de Pedro Sánchez al independentismo. Dos años después, el PP tiene claro que Vox es su principal adversario político para llegar al Palacio de la Moncloa y compite a cara de perro con ese partido por el liderazgo del centro-derecha.

Esta dura pugna entre PP y Vox por el electorado constitucionalista tendrá una primera batalla en las elecciones catalanas que se celebran el próximo domingo. Los 'populares' aspiran a duplicar los cuatro escaños en el Parlament que lograron en diciembre de 2017, cuando tocaron suelo, y los de Abascal acarician la posibilidad 'sorpassar' al PP como apuntan algunas encuestas, entre ellas el CIS.

Los resultados del PPC que dirige Alejandro Fernández en las elecciones del 14 de febrero servirán para confirmar el éxito o fracaso de la estrategia de Casado de romper con Vox, un giro que el líder del PP visualizó en la moción de censura que promovió Abascal contra el Gobierno de Pedro Sánchez en octubre del año pasado.

Desde esa moción, la distancia entre PP y Vox no ha hecho más que crecer y las relaciones entre sus dirigentes también están más deterioradas. De hecho, la tensión y el cruce de reproches tuvo un punto álgido hace unos días después de que el partido de Abascal permitiera, con su abstención, que saliera adelante en el Congreso el decreto del Gobierno sobre el reparto de los fondos europeos.

Los 'populares' salieron en tromba contra Vox, acusándole de ser "salvavidas" de Sánchez y de un sistema "clientelar", un mensaje que repite Casado en casi todos sus mítines de campaña catalana. Los de Vox justifican su voto resaltando que han actuado en defensa del interés general porque ese dinero tiene que llegar cuanto antes a los ciudadanos.

LOS LÍDERES DE PP, CS Y VOX, VOLCADOS EN LAS CATALANAS

Casado, que se ha implicado de lleno en la campaña catalana, con visitas a Cataluña siete de los 15 días de campaña, es consciente de que estos comicios tendrán una lectura nacional y que un adelantamiento de Vox contribuiría a debilitar su liderazgo.

El partido de Abascal, por su parte, aspira a entrar por primera vez en el Parlamento catalán e incluso tener grupo parlamentario propio. Aunque no exponga abiertamente que su objetivo es el 'sorpasso' al PP, admite que si eso se produce sería un éxito real que les situaría como alternativa en el espacio del centro-derecha.

Tanto PP como Vox buscan captar votos de Cs, que fue primera fuerza en 2017 pero ahora las encuestas le atribuyen un severo retroceso electoral el 14F. La presidenta de los naranjas, Inés Arrimadas, trata de frenar la fuga de votos y ha propuesto un Gobierno de Cs y PSC al frente de la Generalitat.

FOTO DE COLÓN: CASADO, RIVERA Y ABASCAL JUNTOS POR PRIMERA VEZ

El 10 de febrero de 2019 la foto de Colón reunió por primera vez en la misma imagen a Casado, Abascal y Rivera. Dos meses antes, los tres partidos habían cerrado un acuerdo para echar al PSOE de la Junta de Andalucía y aupar a la Presidencia al 'popular' Juanma Moreno. Después Vox también permitiría las investiduras de Isabel Díaz Ayuso en Madrid y Fernando López Miras en Murcia.

Si los manifestantes de Colón protestaban contra lo que consideraban "cesiones" de Sánchez al independentismo y pedían "elecciones ya", dos meses después se producía la cita con las urnas que permitiría la entrada de Vox por primera vez en el Congreso con 24 escaños. El PP sufría su mayor descalabro electoral al pasar de 137 a 66 escaños, seguido muy de cerca por Cs, que no llegó a lograr el 'sorpasso' que habían vaticinado algunos sondeos pero quedó solo a nueve diputados de Casado.

Seis meses después, con la repetición electoral, Vox escalaba posiciones hasta convertirse en tercera fuerza con 52 diputados, mientras que Cs sufría una debacle histórica --pasó de 57 a 10 escaños-- que se llevó por delante al líder del partido naranja, Albert Rivera, que presentaba su dimisión poco después.

Esa instantánea de Colón ha sido utilizada de forma recurrente por Pedro Sánchez y el PSOE en estos dos años para equiparar al PP con Vox. "Sánchez tiene su foto Frankenstein", se ha defendido el Partido Popular en más de una ocasión. El pasado miércoles, en la sesión de control y tras la abstención de Vox en el decreto de los fondos europeos, Casado afirmó que Sánchez "ha pintado el Frankenstein de verde". "Tanto sacar la foto de Colón y se ha metido en la foto del Capitolio. Cualquier día le vemos con cuernos de bisonte", le espetó.

DEL 'ESPAÑA SUMA' DE CASADO A ABSORBER VOTANTES POR LA BASE

Si Casado concurrió a las elecciones generales de 2019 abogando por la alianza 'España Suma' de PP, Cs y Vox, este año los 'populares' cambiaron de estrategia tras la moción de censura de Abascal y apuestan ahora por aglutinar a los votantes de centro-derecha en vez de buscar unir las siglas.

El PP aspira a absorber buena parte del electorado de Cs y Vox, y confía en que con los meses más cargos de esos formaciones acaben engrosando las filas 'populares'. Como ejemplo de ello citan el caso de Lorena Roldán, que dejó de ser número dos de los naranjas en Cataluña para acompañar en el segundo puesto de la lista del PPC por Barcelona a Alejandro Fernández.