Catalá aboga por reducir la "altísima extensión" de políticos aforados

Actualizado 11/04/2016 12:41:01 CET
307288.1.1280.731.20160411101332
Vídeo de la noticia

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha abogado este lunes en el Desayuno de Europa Press por reducir la "altísima extensión" de aforamientos de los que disfrutan los cargos políticos, una medida que ha incluido entre las reformas pendientes de la Administración de Justicia.

"El sistema actual es excesivo", ha comentado Catalá cuando ha sido preguntado, directamente, sobre el aforamiento que afecta que a compañeros de su partido como Rita Barberá. Luego ha precisado que se trata de una reforma que se tiene que poner "encima de la mesa" para "crear una estrategia compartida" entre las diferentes fuerzas políticas.

Catalá ha recordado que los aforamientos afectan a los miembros del Poder Judicial, a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a los cargos políticos. "Que me perdona si existe un adjunto al defensor del Pueblo en Murcia, pero no me parece necesario que esté aforado", ha dicho insistiendo en que tendría que ser en el ámbito político donde se redujera el número de aforados.

A preguntas de la mesa, el ministro en funciones ha aceptado que "una de las opciones" sería mantener el aforamiento para jueces y fiscales en ejercicio y para políticos con capacidad legislativa.

Catalá se ha referido a la oportunidad que se presenta para abordar un gran consenso dentro de la "estrategia nacional" que defiende para reformar la Justicia, admitiendo que "hay cosas que no van bien". "La gran reforma estructural pendiente es la de la Justicia", ha subrayado antes de sostener que "desde los Pactos de la Moncloa no hay un escenario más propio para alcanzar un gran pacto".

El titular de Justicia ha hablado de una estrategia nacional para los próximos 25 años basada en tres ejes: la Justicia como un poder independiente y "como palanca de crecimiento", lo que descarta "jueces sumisos"; asignar más recursos para una Justicia "más ágil"; y tener una "permanente orientación a los usuarios".

CORRUPCIÓN Y LEY DE TASAS

Catalá ha tildado de "temeridad" el que algunos se planteen derogar las reformas puestas en marcha en estos últimos cuatro años, y avisado del riesgo que supone desviarse de este camino. "Ni la Grecia del corralito ni la del gobierno de los perdedores de Portugal vigilado por Europa porque no se cree sus presupuestos", ha sostenido.

Entre las medidas impulsadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, Catalá ha citado el que se hayan "sellado todos los espacios de impunidad" de los que disfrutaban los corruptos. "Ya no indultamos a ninguna persona condenada por corrupción ni por violencia de género", ha recordado antes de abogar por "transformar en ley el derecho de gracia" para que lo que es práctica se convierta en norma.

También ha defendido la vigencia de la Ley de Tasas, una medida que fue modificada desde el planteamiento inicial cuando sustituyó a Alberto Ruiz-Gallardón. En este sentido, ha aprovechado la presencia en el Desayuno Informativo de Europa Press del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para agradecerle su colaboración para "rectificar" las tasas al tiempo que velaba por "conseguir los distintos objetivos de las Administraciones Públicas".

El ministro ha reflexionado sobre la necesidad de mantener el sistema actual de recursos, cuando más del 80% de las resoluciones son confirmadas en segunda instancia, o sobre la vigencia de una justicia gratuita que, ha dicho, "en ocasiones es fruto de abusos por parte de algunos". En concreto, ha apostado por trabajar para aprobar una ley orgánica del derecho a la defensa que sería "un referente mundial".