Actualizado 20/09/2009 16:12 CET

CiU defenderá incrementar el esfuerzo inversor en I+D+i en los PGE de 2010

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario de CiU defenderá el próximo martes, 22 de septiembre, en el pleno del Congreso, una moción consecuencia de interpelación urgente por la que insta al Gobierno a recuperar e incrementar, en los Presupuestos Generales del Estado de 2010, el esfuerzo inversor en I+D+i, con especial atención a la investigación aplicada y la innovación empresarial.

Tras la interpelación a la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, realizada esta semana por la senadora nacionalista Inmaculada Riera, CiU también propondrá que se promueva, en el marco de los proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2010 y de Economía Sostenible, la conversión en crédito fiscal de las deducciones por actividades de I+D+i, cuando sobrepasen los límites de cuota, siempre que vengan avaladas mediante informe motivado, siendo este un instrumento.

El texto, al que ha tenido acceso Europa Press, plantea que la Cámara Baja exija al Ejecutivo un compromiso de estabilidad en la política de I+D+i y de reconocimiento de su importancia para generar un cambio de modelo productivo.

"A tal efecto se deberá garantizar el mantenimiento de una estructura orgánica y competencial del Ministerio de Ciencia e Innovación con capacidad real y efectiva en la definición de las políticas de Investigación, Desarrollo e Innovación, de forma transversal y coordinada en relación con la actuación de todos los ministerios", añade la iniciativa. Así, pide que se reconozca su papel como impulsor, coordinador y gestor de los diversos programas que afectan a I+D+i y de las medidas orientadas a la innovación, con estricto respecto de las competencias de las Comunidades Autónomas.

Igualmente, reclama una 'hoja de ruta' para la innovación en la que se defina la estrategia a seguir y se establezcan las políticas necesarias para conseguir los objetivos que se marquen. Junto a ello, solicita que se promueva la elaboración de un informe, por parte de un Grupo de expertos independientes, que identifique las principales barreras que dificultan la transferencia del conocimiento entre las instituciones de investigación y el tejido empresarial.

Al mismo tiempo, CiU considera necesaria la incentivación de la actividad innovadora del sector privado y, en especial, del formado por PYME y microempresas, mediante la consolidación de una política fiscal estable en el tiempo en consonancia con la planificación empresarial al respecto, así como incrementar las líneas de financiación.

Finalmente, plantea un crecimiento mínimo anual del 10 por ciento para los programas de apoyo a Centros de Investigación y Tecnológicos y la continuidad y estabilidad de las dotaciones destinadas al Plan Nacional de I+D+i y a los diversos programas existentes, con especial atención al Programa CENIT.