23 de febrero de 2020
 

Durao Barroso dice que sería "trágico" para los griegos que no se lograra un acuerdo después de "todos sus sacrificios"

Publicado 18/06/2015 20:33:34CET
Rueda de prensa de Durao Barroso.
EUROPA PRESS

Cree que debe darse "un esfuerzo para encontrar una solución" porque, si no, "habrá consecuencias que no son buenas para la Eurozona"

SAN SEBASTIÁN, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso ha señalado que sería "trágico" para los griegos, que finalmente no se lograse un acuerdo entre el Gobierno de Grecia y sus acreedores después de "todos sus sacrificios" y ahora que "se espera una recuperación de la economía griega", que podría crecer "un 2,5 ó 3%".

En una rueda de prensa en el Museo San Telmo de San Sebastián donde esta tarde ha participado en la iniciativa Diálogos Europeos, organizada por el Instituto de Globernance y la Capitalidad Europea de la Cultura San Sebastián 2016 (DSS2016EU) para acercar la realidad europea a la ciudadanía, Barroso, preguntado por los periodistas sobre la situación de Grecia y su posible salida del Euro, se ha mostrado "preocupado" al respecto.

El expresidente de la Comisión Europea, que ha estado acompañado del director de DSS2016EU, Pablo Berástegui, el ministro de Estado y Desarrollo regional de Portugal, Miguel Maduro, el director de Globernance, Daniel Innerarity, y la directora de San Telmo, Susana Soto, ha señalado que es "malo" que exista "una distancia muy grande" entre el Ejecutivo griego y el resto de socios de la Eurozona.

A su juicio, sería "trágico" tanto para los griegos, "tras todos sus sacrificios", así como para la situación económica en general, ya que tendría "consecuencias dramáticas", que no se alcanzara un acuerdo entre Grecia y sus acreedores internacionales.

Además, ha recordado que desde la Comisión Europea se hizo "todo lo posible para evitar la quiebra de Grecia", pese a que "había gente que la quería, tanto en el Fondo Monetario Internacional como en el sistema económico alemán". Durao Barroso ha insistido en que la caída de Grecia hubiera sido "mala" para los griegos pero también para países como Portugal, Italia o España que en 2011 se encontraban "al borde del precipicio".

Afortunadamente, ha destacado que "la situación más difícil ha pasado" y ahora hay "más calma", pero ha advertido de que si se confirma el "escepticismo" en torno a la posibilidad de ese acuerdo con el Ejecutivo griego "tenemos problemas". En este contexto, ha previsto que podría darse una "turbulencia controlable" del mercado, y ha advertido de que "cuando se elimina un talud es malo".

"ESFUERZO"

Por ello ha incidido en que debería darse "un esfuerzo para encontrar una solución", ya que de lo contrario "habrá consecuencias muy graves para Grecia y para los griegos y consecuencias que no son buenas para la Eurozona".

Por otro lado, preguntado por la llegada incesante de inmigrantes a Europa, Durao Barroso ha opinado que la Unión Europea "debe hacer mucho más" para "integrar" a este colectivo y a los refugiados de guerra pero ha recordado que las competencias en materia de refugiados y de derecho de asilo son "nacionales" y "es fácil" reprochar a Europa al respecto.

Además, ha señalado que pese al "extremadamente complicado problema" de la inmigración, ésta demuestra que Europa "sigue siendo un polo de atracción", y su nivel de vida "es superior al de muchos lugares".

"INMIGRACIÓN"

Durao Barroso ha alertado sobre los problemas de "rechazo, xenofobia y racismo, demonios que están durmiendo pero existen en Europa" y por ello ha abogado por una "gestión inteligente" de la inmigración, con "una integración, con educación", de manera que los inmigrantes que llegan a Europa puedan usar sus idiomas y vivir su cultura.

Asimismo, ha señalado que el de la inmigración es un problema con "causas estructurales difíciles de resolver a corto plazo", por lo que habrá que "intentar reducir las consecuencias negativas y buscar soluciones urgentes para crisis humanitarias".

VISIÓN PESIMISTA

Cuestionado sobre las críticas que apuntan a la decadencia de la Unión Europea, Durao Barroso ha afirmado que no comparte esa visión, porque hoy la UE es "mucho mejor de lo que lo era hace treinta o cuarenta años", aunque haya "problemas serios, como el paro".

Además, ha señalado que hay que hablar de las cosas "con perspectiva" y el "pesimismo sí que es el declive de Europa", por lo que ha incidido en no compartir "la visión de los decadentistas".

Según el exdirigente europeo, la tendencia en la Unión Europea "no es para el declive, sino para su refuerzo" y así ha destacado los "progresos" que se han logrado durante la crisis económica, de manera que, por ejemplo, en la actualidad la Comisión Europea y el Banco Central Europeo tienen "más poderes que antes".

A su juicio, es debido a que hay "más movimiento" y "más integración" en Europa que surgen "fuerzas reaccionarias" como los movimientos "populistas y extremistas" que van "contra la mundialización". "Las fuerzas de progreso en Europa son las que quieren más integración", ha subrayado.

Para leer más