Eleva a 48 marcas implicadas por la aparición de nuevos modelos de "calzado tóxico"

Actualizado 17/03/2009 13:43:38 CET

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Facua-Consumidores en Acción advirtió hoy de que la aparición de nuevos modelos de "calzado tóxico", por su contaminación con 'dimetilfumarato', eleva a 48 la cifra de marcas implicadas e incluidas en los últimos días en la red de alerta, y lamentó que el Instituto Nacional del Consumo (INC) y la "inmensa mayoría" de las compañías afectadas "sigua sin desarrollar campañas de información para dar a conocer el problema a los consumidores".

En este sentido, según informó la asociación, las once nuevas marcas sobre las que recae la alerta son CGCG; Cristina; Dabao; Joyca; Nio Nio; Ole con Ole; Paula Ibáñez; Pilar Monet; Señorita; Sol Reciente y Tatto. Se trata de productos que "deben retirarse del mercado ante el peligro que representa para la salud la presencia de citada sustancia".

Estas marcas se suman a las 37 que se dieron a conocer con anterioridad. Las empresas responsables son Benavente; Drastik; Gioseppo; Latinas; Maria Mare; Moda Light; Poloni; Tokitos y WSK, que ya se han dirigido a la asociación para informarle de la retirada de sus artículos "sospechosos de contaminación". Así, aconsejó a los usuarios que hayan sufrido daños por el uso de este calzado que "reclamen las pertinentes indemnizaciones".

Por otra parte, los gobiernos autonómicos que provocaron la inclusión de los productos en esta red son la Junta de Andalucía; el Gobierno de La Rioja; la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha; la Generalitat de Cataluña; la Junta de Extremadura; el Gobierno Vasco; el Govern de las Islas Baleares; la Generalitat Valenciana; la Junta de Castilla y León; la Xunta de Galicia; el Gobierno de Aragón; la Región de Murcia; el Gobierno de Canarias y la Comunidad de Madrid.

Finalmente, recordó que el Ministerio de Sanidad y Consumo ya alertó de que si un producto está impregnado de 'dimetilfumarato' puede conllevar "un riesgo grave para los usuarios", ya que es una sustancia "nociva por vía dermal, irritante para la piel, que puede causar problemas oculares graves e, incluso a concentraciones muy bajas, producir lesiones alérgicas".