Ex dirigentes históricos abertzales presentan una nueva plataforma política

Actualizado 10/01/2009 21:42:40 CET

BILBAO, 10 Ene. (OTR/PRESS) -

Hoy nació una nueva agrupación abertzale: Demokrazia Hiru Milloi (D3M), que actualmente busca firmas para convertirse en plataforma electoral y, así, concurrir a los próximos comicios vascos del próximo 1 de marzo. Al frente están una quincena de ex dirigentes históricos de la izquierda abertzale. La Fiscalía está investigando si se trata de una tapadera de formaciones ilegalizadas y el Gobierno ya ha advertido que, de ser así, se impedirá que la formación vaya a las urnas.

"Nosotros creemos que tenemos todo el derecho del mundo, como ciudadanos, a presentarnos y promover una plataforma para acudir a unas elecciones con una serie de propuestas", dijo la periodista Amparo Lasheras hoy en la presentación de D3M en Bilbao. La promotora de la plataforma aseguró: "no entra en nuestra cabeza que un gobierno democrático lo prohíba". "Nos presentamos y pensamos estar".

La Fiscalía General del Estado ha instado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a investigar quienes son los integrantes de la agrupación Demokrazia Hiru Milloi (D3M), ya que de darse coincidencia en la identidad de sus impulsores con los de agrupaciones de partidos de la izquierda abertzale ilegalizados o anulados en anteriores comicios electorales, habría base suficiente para impugnar de nuevo sus candidaturas. En todo caso, hay que esperar a saber si D3M logra su objetivo de recoger las firmas precisas para organizarse en plataforma electoral de cara a los próximos comicios.

Si se diera "coincidencia en el elemento subjeto" (las identidades de las personas), se actuaría al igual que con las candidaturas anteriormente impugnadas y anuladas, AuB (2003), Aukera Guztiak (2005) o la mayoría de las listas presentadas por Abertzale Zolialistak y por ANV en 2007, según las mismas fuentes. Al tratarse de una plataforma electoral, el camino elegido por la Fiscalía será, en principio, el del recurso contencioso electoral para evitar la proclamación de los candidatos de D3M por las respectivas Juntas Electorales.

Entre los impulsores de la iniciativa, presentada en la capital vizcaína, figuraron los ex dirigentes de HB Julen Aginako o Itziar Aizpurua, la ex dirigente de Batasuna Idoia Ibero, los representantes y ex candidatos de la ilegalizada ANV Unai Urruzuno o Ane Legorburu, o la que fuera portavoz de AuB, Itziar Lopetegi, la abogada Haizea Ziluaga, Ane Muguruza, hija del diputado de HB asesinado por los GAL, Josu Muguruza o el representante de Euskal Herrian Euskaraz (EHE), Gabi Basáñez.

UN "AUTÉNTICO CAMBIO".

Itziar Lopetegi leyó en Euskera los principios de la plataforma y criticó que "algunos" pretendan situar "el cambio" en los gestores de las actuales instituciones y aclaró que lo que se pretende es "un cambio estético" para que "nadie cambie". "El problema -indicó- no es quién nos gobierna, sino sobre qué escenario se realiza". En este sentido, reclamó la necesidad de un "auténtico cambio" al que teme el PNV y que "pasa por los contenidos y bases de ese necesario e indispensable cambio político".

D3M cargó contra el PNV, al que acusó de temer un cambio que articule el país en clave "soberanista-independentista" y de aprovecharse de la Ley de Partidos. Reclamó "soluciones y no parches" para la "problemática estructural que vive Euskal Herria" y acusó al PNV de pretender utilizar los comicios para "ofrecer al Estado 'conciertos políticos' que mantengan la dependencia y supeditación de la voluntad democrática vasca a otros ámbitos institucionales o judiciales para buscar 'mayorías estables' con el PSE".

La acumulación de fuerzas, así como el impulso a "un espacio independentista y progresista como sujeto dominante del cambio político y social en Euskal Herria" es uno de los objetivos de D3M, que también se ofrece como "una respuesta a la represión y apartheid político e institucional, para lograr un "cambio político que ponga a Euskal Herria es un estadio de reconocimiento nacional y soluciones democráticas".

PP: "EL MISMO PERRO".

Las voces en favor y en contra de la nueva plataforma no tardaron en surgir. El portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, aseguró que la nueva plataforma parece un "intento de sustituir a partidos que han sido ilegalizados", lo que supone "un fraude de ley" que llevará a otra nueva ilegalización que facilitará "la confrontación y el victimismo". A su vez, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, consideró que D3M "tiene toda la pinta de ser el mismo perro con distinto collar".

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) exigió al Gobierno y la Fiscalía General del Estado que actúen para evitar que la agrupación 'Demokrazia Hiru Milloi' (D3M) pueda concurrir a las próximas elecciones autonómicas del País Vasco. En este sentido, fuentes del Gobierno central aseguraron que no va a permitir que nadie bajo siglas tapadera encubra una candidatura de Batasuna. Para ello se seguirán los mismos procedimientos legales que ya se pusieron en marcha contra otras plataformas electorales que eran simples coberturas de la ilegalizada Batasuna.

Por su parte, el Foro de Ermua aseguró que estudiará "todas las posibilidades" que tenga a su alcance para evitar que la agrupación acuda a los comicios y pidió "responsabilidad" a los poderes públicos.

El presidente de EA, Unai Ziarreta, afirmó que "espera y desea" que la plataforma pueda estar presente "con normalidad" en las listas electorales de las próximas elecciones del 1 de marzo.