Actualizado 17/02/2008 14:30 CET

Gobierno vasco considera Kosovo una "lección" de forma "pacífica y democrática" para resolver conflictos de identidad

CNN+

SAN SEBASTIAN, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, afirmó hoy que la independencia de Kosovo, que se proclamará en "breves horas", supone una "lección sobre el modo de resolver de forma pacífica y democrática conflictos de identidad y de pertenencia". A su juicio, "el siglo XXI es el siglo de la identidad y de las naciones, el siglo del respeto a la voluntad de la ciudadanía", y en ese contexto el derecho a la autodeterminación es "la llave" que puede dar solución "definitiva" al conflicto político vasco.

Azkarate compareció hoy en San Sebastián para valorar la independencia de Kosovo anunciada de manera oficial ayer y que previsiblemente será proclamada públicamente hoy. La portavoz del Ejecutivo vasco afirmó que la independencia de Kosovo supone "un ejemplo más, en Europa, de que de manera democrática y dialogada respetando la voluntad de la ciudadanía se pueden resolver los problemas".

Además, destacó que "la práctica totalidad de los Estados" europeos, "excepto Serbia, Rusia y el Estado español, asumen con normalidad la independencia de Kosovo", que "no es la primera, sino un nuevo ejemplo en las últimas décadas de este debate y modo de solucionar los problemas que ha estado sobre la mesa y se ha aplicado con normalidad en distintos puntos del mundo occidental".

Azkarate reiteró que se trata de "una nueva demostración de que este principio está sirviendo para canalizar de forma pacífica y democrática conflictos de identidad y de pertenencia", en sociedades "modernas y avanzadas, desde Québec a Montenegro pasando por Irlanda". "Un problema que está planteado en Bélgica y Escocia del mismo modo que lo está en Euskadi y Cataluña", añadió.

"SIGLO DE LA IDENTIDAD"

Además, recordó que como ha reiterado el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "el siglo XXI es el siglo de la identidad y de las naciones, el siglo del respeto a la voluntad de la ciudadanía"

La portavoz del Gobierno vasco recordó que "el propio Consejo de Europa planteó a los estados la resolución de los problemas dando la palabra a la ciudadanía", y así Kosovo "es un nuevo ejemplo de vigencia del derecho democrático a la libre determinación plasmado en la legislación internacional" y "desmiente, una vez más, a aquellos que sostienen que ese derecho no existe en ningún país democrático".

A su juicio, el respeto a la voluntad de la ciudadanía "es la llave para resolver problemas políticos enquistados", porque los "problemas de convivencia entre pueblos diferentes, entre naciones, deben solucionarse desde el respeto mutuo, desde el diálogo, la convivencia entre iguales, el respeto a la voluntad de la ciudadanía y reconociendo el derecho de los pueblos a decidir su futuro".

De esta forma, Azkarate se refirió a la reflexión realizada por Ibarretxe el jueves en la conferencia que ofreció en la universidad de Stanford en California (EE.UU.) de que "en el presente siglo XXI es preciso resolver el conflicto político de relación entre Euskadi y el Estado español mediante el diálogo, el respeto mutuo y el reconocimiento del pueblo vasco para decidir su propio futuro".

Finalmente, Azkarate aseguró que el reconocimiento de ese derecho y el compromiso de ejercerlo "por la vía del pacto y la negociación es la llave de la solución" y así el derecho a la autodeterminación es "la llave que nos puede abrir definitivamente la resolución del conflicto político vasco, con el apoyo de la comunidad internacional".