Granados está molesto con el PP de Madrid y asegura que "alguno le va encontrar" si lo expulsan del partido

Actualizado 21/02/2014 0:07:58 CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Francisco Granados ha reconocido este jueves que se siente molesto por el "abandono" que ha sufrido por parte de la dirección PP de Madrid y, en concreto, por las últimas palabras de su presidenta, Esperanza Aguirre, tras su anuncio de renuncia como senador y diputado en la Asamblea regional.

Además, ha señalado que aspiraba a ser relevante en el partido y que espera que no sea cierto que se está planeando su expulsión como militante del PP madrileño. "Espero que no sea cierto y, si es así, alguno me va a encontrar", ha advertido al tiempo que recordaba que anteriormente no se había abierto expedientes a "afiliados imputados", sin que sea este su caso.

"He dado la cara desde el 'tamayazo', pasando por la Gürtel y Caja Madrid. Después de dar tanto la cara, estoy convencido de que la presidenta del PP de Madrid no va a dar este paso", ha comentado en declaraciones a 13tv recogidas por Europa Press.

Granados ha respondido que "sí" al ser preguntado si se sentía abandonado por el PP de Madrid, aunque no con sus compañeros en el ámbito nacional y del Senado, a quienes entiende que respondieran con evasivas cuando se publicó que tenía una cuenta con 1,5 millones de euros en Suiza.

El exsenador ha atribuido a un "lapsus verbal" el que Esperanza Aguirre --con quien ha hablado tres veces-- haya sostenido que para un político sí es un delito tener una cuenta en el extranjero, quejándose además de que faltaba "mucha información" relativa a este caso.

Granados ha reiterado que tuvo unos 300.000 euros en Suiza debido a su actividad anterior a la entrada en la política, momento en el que canceló dicha cuenta y repatrió el dinero. "No tengo un solo euro fuera de España", ha enfatizado.

Sobre las palabras de Esperanza Aguirre, Granados ha indicado que "sí" le han molestado y se ha preguntado por qué la presidenta del PP madrileño "reacciona de una forma o de otra" dependiendo de quién sea el compañero de partido. "No se lo voy a tener en cuenta esa diferencia de trato", ha apostillado.

El exsenador ha explicado que no tiene "absolutamente ninguna información" sobre cómo ha surgido esta información o si se trata de una comisión rogatoria de la que tenía conocimiento el Ministerio de Justicia.

"SÍ TENÍA EL APOYO DE LA MILITANCIA"

En cualquier caso ha hablado de "una información muy intoxicada" y ha argumentado que su renuncia a la política se debe a su última etapa de senador. "No tenía una actividad clara ni agenda diaria de actividad, como a mí me gusta", ha señalado.

En este sentido, ha reconocido que "seguía aspirando a jugar en el partido en Madrid". "Yo he sentido, a lo mejor de manera falsa, que yo sí tenía el apoyo de la militancia, porque me lo he trabajado", ha defendido.

Para leer más