Actualizado 20/12/2009 15:11 CET

Hereu urge la recalificación del Miniestadi

BARCELONA/MONTCADA I REIXAC, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona tiene prisa para empezar "cuanto antes" los trámites urbanísticos para recalificar el Miniestadi y evitar que una nueva directiva surgida de las elecciones del FC Barcelona, previstas en primavera, se eche atrás, según informaron a Europa Press fuentes del consistorio que encabeza Jordi Hereu.

La tramitación se iniciará en enero, un mes después del bloqueo del 10 de diciembre en la Comisión de Urbanismo del avance de planeamiento de la Modificación del Plan General Metropolitano necesaria para el proyecto, y del plazo que había fijado el propio alcalde, Jordi Hereu, para cerrar el proyecto.

Pese a que el teniente de alcalde de Urbanismo, Ramon García Bragado, dijese tras la comisión que no venía de un mes, el Consistorio considera que el pacto alcanzado en julio con el FC Barcelona y el Ayuntamiento de Montcada i Reixac es "demasiado bueno" para la ciudad y para su vecina Montcada como para volver a repetirse una oportunidad similar.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Montcada, César Arrizabalaga, afirmó también que "no viene de un mes", aunque admitió sentirse preocupado porque la elección de una nueva junta del FC Barcelona pueda retirar el proyecto. Ante ello, defendió que lo "sensato y coherente" es tirar adelante la recalificación por lo que ganan los municipios y el club.

El pacto de julio se modificó este mes con una adenda para compensar las 7,06 hectáreas de equipamiento deportivo que se perderán con la recalificación en terrenos de Vallençana y Pla d'en Reixac de Montcada, y en una ubicación por encima de la plaza Alfons Comín de Barcelona donde estaba programado construir el túnel de Tibidabo. Inicialmente sólo se limitaba a Vallençana.

BLOQUEO TÁCTICO

El bloqueo en la Comisión de Urbanismo se produjo porque el PSC se quedó sin apoyos, ya que CiU y ERC pidieron más tiempo para estudiar la adenda, y PP e ICV-EUiA (socio de Hereu) rechazan la recalificación. Fuentes municipales consideran que fue una jugada táctica, ya que el 'sí' de la federación y la abstención de ERC ya estaban pactados de antemano.

El Ayuntamiento de Montcada tenía previsto votar el avance de planeamiento en el pleno del martes, aunque finalmente lo ha retirado del orden del día a la espera de lo que haga Barcelona. El alcalde explicó que así se lo ha pedido el teniente de alcalde de Urbanismo de la capital catalana.

"Estamos pendientes de Barcelona", afirmó Arrizabalaga, quien reconoció que la tramitación en la capital catalana es más complicada. Destacó que Montcada "no pierde nada" con la recalificación del Mini sino que ganará en equipamientos y podrá acabar con espacios degradados al lado del río Besòs, donde hay naves industriales que no funcionan pero que aún almacenan materiales.