Actualizado 30/04/2021 17:58 CET

Interior acerca a otros tres etarras y las víctimas avisan: quedan una decena de presos para "aniquilar la dispersión"

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una intervención en el Congreso
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una intervención en el Congreso - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha comunicado este viernes que trasladará de prisión a otros tres presos de ETA, entre ellos Mikel San Sebastián Gaztelumendi, condenado por el atentado de la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Las víctimas, a través de la mayoritaria Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), han reaccionado al anuncio denunciado que queda una decena de presos etarras --once, según sus cifras-- para "aniquilar la política de dispersión" debido a los sucesivos traslados aprobados desde la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno en junio de 2018.

Entre los presos acercados está Mikel San Sebastián Gaztelumendi, que dejará la cárcel de Murcia-II para ir a la prisión de Soria. En mayo de 2010 la Audiencia Nacional le condenó a 1040 años de prisión como responsable del atentado que asesinó a Diego Armando Estacio y a Carlos Alonso Palate.

Instituciones Penitenciarias ha informado de que, tras la progresión a segundo grado por parte del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, la Secretaría General ha resuelto a propuesta de la Junta de Tratamiento de Murcia su traslado a la cárcel de Soria.

Aurken Sola Campillo irá desde su actual centro penitenciario, el de Burgos, al de Pamplona. Fue condenado a 26 años de cárcel por haber formado en 2008 el comando 'Hego Haizea' de ETA para cometer atentados en Navarra, lo que les llevó a elaborar una lista de objetivos entre los que figuraban concejales, policías y escoltas, según ha recordado la AVT.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha dispuesto además la clasificación en tercer grado penitenciario de Irkus Badillo Borde. Será trasladado de la prisión de Alicante al de Bilbao. Fue condenado a 22 años de prisión, como integrante de la denominada caravana de la muerte, por los delitos de integración en organización terrorista, conspiración de estragos terroristas y transporte de explosivos.

CRÍTICAS DE LA AVT

La AVT ha recordado que, con estos tres, son 181 presos de ETA trasladados a cárceles más cercanas al País Vasco o Navarra, de un total de 192 condenados que cumplen penas por su actividad terrorista. "Fiel a sus socios de gobierno, el Ejecutivo de Sánchez continúa con su derogación de la política penitenciaria", han lamentado.

"Con el día de la madre a la vuelta de la esquina, estos terroristas serán acercados con sus seres queridos, pero por desgracia, muchas serán las madres que no recibirán la felicitación de sus hijos porque estos asesinos les arrebataron la vida", ha continuado la AVT.

En un comunicado, la asociación respalda propuestas en materia de víctimas del terrorismo como las que ha realizado el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados para modificar seis leyes de mejora del régimen de protección de la víctima que prohíbe los homenajes a etarras excarcelados y endurece los controles para el acercamiento de presos.

La AVT apoya que estos acercamientos "no puedan hacerse sin arrepentimiento ni colaboración con las autoridades". "Es algo que venimos solicitando desde que comenzara esta sangría de acercamientos descontrolados", concluyen.