Miquel Roca ve un "error" pensar que la independencia solucionaría los problemas económicos en Cataluña

Miquel Roca
EUROPA PRESS
Actualizado 12/06/2014 18:27:23 CET

No cree que Pablo Iglesias (Podemos) quiera "resolver ningún problema"

LA SEU D'URGELL (LLEIDA), 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El abogado y padre de la Constitución Miquel Roca ha defendido este jueves que en el debate sobre la posible independencia de Cataluña "sería un error" pensar que serviría para resolver los problemas económicos.

En una conferencia sobre la relación entre política y economía en la XXV Trobada Empresarial al Pirineu, ha sostenido que "siempre habrá problemas; no hay soluciones mágicas", aunque sí se puede debatir si, con la independencia, Cataluña tendría más instrumentos para guiar su economía.

"El futuro económico de un país depende de la política que se lleve a cabo", ha aseverado, y también ha expuesto que la estabilidad es un concepto que actualmente no está de moda en política, porque se asocia a corrientes inmovilistas, pero ha incidido en que la estabilidad es fundamental.

Asimismo, ha lamentado que el mundo de la economía tiene una mala presentación social porque muy a menudo tiende a presentarse como las necesidades o exigencias de las élites, y ha añadido que el modelo educativo tiene "una importancia fundamental en el futuro económico".

"Una sociedad que no entienda o valore la iniciativa creadora de riqueza no se puede quejar de una situación de paro creciente", ha remachado.

ELECCIONES EUROPEAS

Preguntado por el éxito de la nueva formación política Podemos en las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo, se ha mostrado escéptico y ha afirmado: "No creo que esté en la intención de Pablo Iglesias resolver ningún problema".

En este sentido, ha recordado que en un viaje a un país subdesarrollado vio el graffiti 'el populismo quiere tanto a los pobres que los quiere multiplicar'.

Contra las críticas sociales de que hay políticos que no lo hacen bien, ha opinado que eso pasa en todas las profesiones, pero que los políticos son imprescindibles: "Los necesitamos; el mundo de la política no desaparecerá, alguien lo llenará siempre".

En referencia a las causas y consecuencias de la crisis, ha señalado que ahora se está dando "un exceso de pretensión reguladora, y a veces el exceso de regulación se neutraliza", y que para no caer en los errores anteriores, la responsabilidad no es solo de los políticos, sino también de la sociedad, que vivió por encima de sus posibilidades.