Publicado 27/04/2021 13:59CET

Montero condena las amenazas y carga contra quien "alimenta el odio" con discursos excluyentes que "enfangan" el debate

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha condenado hoy las amenazas recibidas la semana pasada por el ministro del Interior, el candidato de Unidas Podemos a la comunidad de Madrid y la directora de la Guardia Civil y ha cargado contra quienes quieren "alimentar el odio" para "envilecer, enfangar el debate público" y amplificar sus discursos "excluyentes y totalitarios".

La Portavoz del Ejecutivo no ha citado a ningún partido en concreto, aunque desde el PSOE se ha apuntado en los últimos días a que el discurso de VOX es el que ha incitado a este tipo de amenazas.

Montero ha afirmado, durante la rueda posterior al Consejo de Ministros, que el Ejecutivo cree en la "tolerancia, respeto y contraste de ideas" y que rechaza y denuncia que haya quienes quieran "alimentar del odio para envilecer, enfangar el debate público, para amplificar, dar carta de naturaleza a discursos que son excluyentes y totalitarios y que no pueden tener ningún tipo de cabida en la sociedad".

Montero ha iniciado su comparecencia asegurando que el Gobierno quería transmitir un mensaje "contundente y firme" de que "ninguna amenaza va a hacer retroceder a nuestra democracia". "Es muy importante, queremos dejar claro, ninguna amenaza, ningún acto de violencia, ninguna intimidación contra ministros, altos cargos o responsables públicos va a conseguir debilitar las profundas convicciones democraticas que conforman este gobierno", ha recalcado.

Sin embargo, ha asegurado que "desgraciadamente" se han visto sucesos en los últimos días que le hubiera gustado no tener que ver, en referencia a las cartas amenazantes y con balas que han recibido Fernando Grande Marlasla, Pablo Iglesias, María Gámez y la carta con una navaja recibida por la ministra de Industria, Reyes Maroto.

"Son hechos lamentables que merecen la condena de toda la sociedad y sin ningún tipo de excusa o de matiz", ha remachado al tiempo que ha querido transmitir la "solidaridad y afecto" del Ejecutivo con las personas que se han visto amenazadas por estos acontecimientos y que, ha dicho, "cuentan con toda gratitud por servicio público que prestan".