PP-A critica el "primer escrache" con el "apoyo" de Susana Díaz para la investidura de Moreno en el Parlamento

Toni Martín en rueda de prensa
MARÍA JOSÉ LÓPEZ- EUROPA PRESS
Actualizado 12/01/2019 13:54:32 CET

SEVILLA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP-A,
Toni Martín, ha criticado este sábado el "primer escrache" con el
"apoyo" de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, para el día
de la investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta de
Andalucía en el Parlamento.

En rueda de prensa, Martín ha señalado que el próximo martes y
miércoles se celebrará el debate y pleno de investidura del
Parlamento, en el que "con toda seguridad Juanma Moreno será elegido
nuevo presidente de la Junta", pero Susana Díaz "se niega a aceptar"
esta situación e intenta "torpedear con todos los instrumentos
confesables e inconfesables".

En este sentido, ha explicado que, mientras en rueda de prensa Díaz
afirmaba que iba a facilitar el cambio de gobierno y que no
cuestionaba la legitimidad del nuevo gobierno, "a esa msma hora ya
circulaban convocatorias y anuncios con el logotipo del PSOE donde se
hacía un llamamiento a participar en el primer escrache al Parlamento
de Andalucía durante el día más importante, la investidura del
presidente".

Además, ha advertido de que, en el documento que ha mostrado, se
indica que "hay servicio de autobuses". "Se trata de recursos públicos
a disposición de quien quiera participar en este primer escrache al
Parlamento", una Cámara que, según ha explicado, ha decidido su
composición los andaluces y, por tanto, esta acción puede entenderse
como "un escrache a la voluntad de los ciudadanos que se han expresado
libremente en las urnas".

"¿Esto es colaborar con el traspaso de poderes o es el primer
episodio del PSOE que se radicaliza hacia la extrema izquierda", ha
preguntado Martín, quien ha apuntado que Díaz se encuentra "al borde
de un ataque de nervios" porque va a pasar a la historia como "la
gobernante socialista que perdió la Junta después de 40 años
ininterrumpidos del PSOE". "Ha demostrado que no saber perder", ha
afirmado Martín, quien ha afeado que esté "alentando estas propuestas
de escrache". "Ha perdido el norte", ha insistido.

Ante esto, ha pedido a Díaz "altura institucional y que abandone su
actitud antidemocrática al apoyar estos escraches" al tiempo que le ha
reclamado que muestre "lealtad a Andalucía y respeto al Parlamento en
un día tan importante como la investidura del nuevo presidente".

Al hilo de esto, ha señalado que se acaban cuatro décadas del PSOE
al frente de la Junta, donde ha afeado que el PSOE haya sido "incapaz
de sacar a Andalucía de los últimos lugares en cada indicador
socioeconómico" a base de "formas cortijeras" y "fomentando el
clientelismo".

"TAMBORES DE GUERRA EN EL PSOE"

El vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP-A
también ha llamado la atención sobre los "tambores de guerra" que Díaz
escucha dentro de su partido, con dirigentes que "no se cortan al
decir públicamente su intención de intervenir en el PSOE-A y ponerle
nombre y apellidos a los sustitutos al frente del PSOE-A".

A esto se suma, según ha detallado, "documentos en las redes
sociales de militantes que le piden a Susana Díaz que abandone, se
aparte y dé espacio a un nuevo tiempo y un nuevo proyecto dentro del
PSOE-A". "Susana perdió las primarias de su partido, perdió las
elecciones y todo indica que perderá también el control del PSOE en
Andalucía", ha subrayado.

De esta manera, ha temido por que el PSOE en Andalucía "siga los
pasos" del PSOE de Pedro Sánchez con "una progresiva radicalización en
peleo con Podemos por los votos de la izquierda". "El escrache al
Parlamento es el primer ejemplo de ese PSOE perdido que busca su sitio
y parece que sea en la extrema izquierda", ha reprochado.

Por último, ha asegurado que frente a las "desigualdades" que ha
creado el gobierno socialista, ahora va a llegar "el gobierno de la
igualdad real en Andalucía". En concreto, "igualdad de género y
geográfica" junto que se va a "acabar el marginar y atacar a personas
por pensar de manera distinta a como piensa el partido que gobierna".

Contador