PPN resalta "la necesidad de un nuevo marco normativo" del euskera

Actualizado 20/02/2010 18:43:24 CET
Actualizado 20/02/2010 18:43:24 CET

PPN resalta "la necesidad de un nuevo marco normativo" del euskera

modificación de la ley del Vascuence

PAMPLONA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular de Navarra asegura que la reciente modificación de la ley foral del Vascuence "ha puesto en evidencia las incoherencias de determinadas fuerzas políticas" y "la necesidad de un nuevo marco normativo para el euskera en la Comunidad".

En un comunicado, el PPN consideró que "la ley del Vascuence de 1986 y sus reglamentos de aplicación están superados más allá de la ampliación de la zona mixta a los municipios de Aranguren, Belascoáin, Galar y Noáin", ampliación que desde el PPN no apoyan.

"El Amejoramiento puso por escrito algo que era evidente en 1982 y sigue siéndolo en 2010: la única lengua propia de toda Navarra, común a todos los navarros y lógicamente oficial en toda la Comunidad es el castellano. El artículo 9 dejó abierta la posibilidad de una oficialidad parcial y nunca obligatoria de las distintas modalidades vascuences navarras", destacaron los 'populares'.

En su opinión, la votación del pasado jueves 18 demostró que la izquierda "ha cedido continuamente a la presión de los nacionalistas, y el euskera se ha impuesto en la Administración, en municipios donde no había hablantes nativos y en zonas de Navarra donde nunca se habló". "La Ley de 1986 no ha servido a los intereses reales de Navarra y de los navarros, sino a determinados proyectos políticos", agregó.

Así, el PPN defendió que "la libertad de las personas está por encima de cualquier otra consideración" y aseguró que los navarros "tienen derecho a una Administración, una enseñanza y una sanidad eficientes y de calidad, por ejemplo, sin que los pretendidos derechos de una lengua se conviertan en una cara excusa para la propaganda de una minoría".

"Las lenguas no tienen derechos, porque éstos sólo corresponden a las personas. La futura normativa foral sobre esta cuestión deberá defender una verdadera libertad de elección en los ámbitos público y privado, de tal manera que los nacionalistas no impongan sus decisiones a quienes no lo son", señalaron desde el Partido Popular de Navarra.

Finalmente, criticaron que el PSN, que "se hizo responsable en 1986 de una ley que nació ya caduca, ha vuelto a demostrar su disposición a ceder ante las pretensiones recurrentes del nacionalismo". "La izquierda no es garantía de la libertad de los navarros, porque una y otra vez transige con una imposición identitaria que los ciudadanos no comparten", concluyó el PPN.