Publicado 03/06/2021 13:10CET

Puigdemont dice que la mesa de diálogo es entre gobiernos, no quiere tutelar a Aragonés pero desconfía de Sánchez

El expresidente de la Generalitat y eurodiputado de Junts Carles Puigdemont.
El expresidente de la Generalitat y eurodiputado de Junts Carles Puigdemont. - EUROPA PRESS

Dice que los indultos "no solucionan el conflicto" pero pide verlos con hechos y no palabras: "Todo el mundo habla pero nadie ha visto nada"

BARCELONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Generalitat y eurodiputado de Junts, Carles Puigdemont, ha afirmado este jueves que la mesa de diálogo sobre el conflicto catalán es entre gobiernos, que él no forma parte del Ejecutivo catalán, y que tampoco quiere "tutelar" al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ni a su Govern.

"Es una mesa entre dos gobiernos. Yo no estoy en el gobierno catalán y tampoco tutelo al Govern, yo ni tengo ganas de querer tutelar ni que mi gesto se interprete como una tutela al presidente Aragonès", ha asegurado en rueda de prensa desde el Parlamento Europeo junto a los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí, al ser preguntado por si quiere participar en la mesa de diálogo, después de que ERC dijera que le gustaría que su líder, Oriol Junqueras, sí que estuviera.

Puigdemont ha defendido que él no está inhabilitado para hacer política, como considera que demuestra la decisión del Tribunal General de la UE (TUE) de paralizar temporalmente el levantamiento de su inmunidad, y que el "problema" lo tiene el Gobierno que no le reconoce como un actor político y un representante escogido por la ciudadanía.

"Ya no es responsabilidad nuestra participar o dejar de participar, es que las condiciones de uno de los interlocutores de la mesa de diálogo inhabilita la política. No reconoce la existencia de representantes legítimos de los catalanes y europeos, que estamos actuando en el Parlamento de Europa. El problema lo tienen ellos, no nosotros", ha criticado.

DESCONFÍA QUE SÁNCHEZ AFRONTE LA MESA CON VOLUNTAD DE RESOLVER

Asimismo, ha expresado su desconfianza en que el Gobierno de Pedro Sánchez afronte la mesa de diálogo con voluntad de resolver el conflicto: "Ellos sabrán si se queda como siempre en una declaración retórica o tiene el coraje que siempre les hemos reclamado y nunca han tenido de hacer propuestas políticas disruptivas y transformadoras de verdad. Me temo que este coraje no lo tienen".

Ha insistido en que el independentismo va a la mesa de diálogo a negociar la amnistía y sobre todo la autodeterminación: "Si el Gobierno español está dispuesto a hablar de esto, que escoja con quién quiere hablar, que lo haga y que sobre todo lo aplique".

PIDE DEJAR "DE HACER PROPAGANDA"

Preguntado sobre los indultos y la reforma del delito de sedición, Puigdemont ha criticado que se hable mucho de ello desde hace tiempo pero que no se hayan demostrado con hechos: "Todo el mundo habla pero nadie ha visto nada".

Según él, hace casi dos años que se habla de este asunto sin que se haya aplicado ninguna de las dos propuestas, por lo que ha exigido al Gobierno enseñar cuál es exactamente cómo quiere conceder los indultos o reformar la sedición y deje "de hacer propaganda".

Asimismo, ha reiterado que los indultos son una solución personal para los presos del 1-O pero no solucionan el conflicto y ha argumentado que "quien necesita ser indultado es el Estado español, pues sabe que no puede argumentar qué hacen nueve personas cumpliendo penas de entre 9 y 13 años de prisión por organizar manifestaciones y un referéndum".

Considera que ni el Estado ni la UE pueden explicar esta situación, de manera que ha reclamado acabar con lo que él tacha de represión y pasar a demostrar con hechos la voluntad de diálogo y concordia: "No es tiempo de palabras bonitas, es tiempo de hechos bonitos".

COMÍN Y PONSATÍ

Por su parte, Comín ha pedido no especular sobre los posibles indultos y, sobre la reforma de la sedición, ha defendido no limitarla a reducir la pena, sino también a "detallar de manera precisa" el delito en el Código Penal.

Además, Ponsatí ha atribuido los indultos a que España tiene un "problema serio porque no se pueden presentar al mundo con presos políticos en la cárcel" y ha alertado de la presión que hay por parte de la derecha española para evitar esta medida.

574537.1.260.149.20210603131028
Vídeo de la noticia