Puy (PP) no cree que el BNG "legitime" el terrorismo con su alianza con Bildu para las europeas

Actualizado 17/03/2014 14:17:54 CET
El diputado popular Pedro Puy
EUROPA PRESS

Entiende como un "retroceso" que en España haya quien "se dedique a hacer política" con "conversaciones privadas" de un sumario

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, no cree que el BNG "legitime" el terrorismo con su alianza con Bildu para las elecciones europeas ni tiene "ningún motivo" para pensar que "apoye prácticas violentas", aunque sí ha constatado una "involución" en los postulados de la formación nacionalista y ha criticado el "poco respeto" de su portavoz nacional, Xavier Vence, con "la libertad de expresión" de la dirigente 'popular' Paula Prado.

Así lo ha trasladado en rueda de prensa, después de que Prado afirmase que, "con su decisión de aliarse con Bildu" para concurrir a los comicios europeos, el BNG pide "a los gallegos que legitimen 50 años de terrorismo en España". Posteriormente, Vence replicó que el PP "debería retirar de la circulación a Paula Prado y no ponerla a decir disparates".

Preguntado por estas declaraciones, Puy ha interpretado que el portavoz nacional del BNG es "poco respetuoso con la libertad de expresión" de Prado y que "parece que le molesta explicar" una coalición que "llama la atención" teniendo en cuenta que Bildu es una formación con la que "ningún otro partido del ámbito soberanista" se quiso "coaligar" para los próximos comicios de mayo.

Ha añadido que, mientras el BNG acusa al PP de "intentar distraer la atención de otros hechos", él mismo trata de "minimizar en términos de contabilidad electoral" un acuerdo que "tiene una trascendencia política" porque, con independencia de que "visualmente" las listas a estas elecciones sean "distintas y por separado", el "hecho real" es que los votos se acumulan "para el reparto de escaños".

"Yo entiendo que puede haber una maniobra matemática para optimizar los votos, pero el partido con el que se intenta hacerlo, en el resto del Estado tuvo dificultades para encontrar socio", ha reflexionado.

"PROCESO DE INVOLUCIÓN"

Dicho esto, ha asegurado no tener "la impresión" de que el BNG "legitime" el terrorismo", aunque sí la "impresión" --a su juicio "compartida por muchas más personas"-- de que está "en proceso de involución" hacia posicionamientos en varios ámbitos, como el económico y el autonomista, entre otros, que recuerdan "a un BNG previo a los postulados de los años 80".

Por ello, pese a "insistir" en que no tiene "ningún motivo" para pensar que el BNG, que es una fuerza "que practica la democracia" en la Cámara "apoye prácticas violentas", ha subrayado que hay que ser "coherente en todos los ámbitos".

"Ellos son los que decidieron concurrir a unos comicios con una fuerza en la que buena parte de su militancia, históricamente, está vinculada con posicionamientos que no fueron en absoluto respetuosos con la práctica democrática", ha recordado.

CONVERSACIONES PRIVADAS EN LA POKÉMON

Por otra parte, preguntado sobre si considera que puede seguir como portavoz de su partido Prado, de la que Vence recordó también su alusión a los "regalos de la hostia" que hacía Vendex en base a un diálogo que figura en el sumario de la Operación Pokémon, Puy ha replicado que no piensa hacer "ningún tipo de comentario" sobre conversaciones privadas.

A renglón seguido, ha enfatizado que Prado no está "ni siquiera imputada" y ha manifestado su convicción de que "ninguna persona" resistiría determinadas conversaciones privadas plasmadas "de forma seleccionada y parcial" en un sumario. No en vano, ha esgrimido que "la gente no habla igual en privado que en público" y ha insistido en que no hará valoraciones al respecto.

Dicho esto, ha lamentado que, mientras en otros países las conversaciones privadas tienen "un ámbito de protección, que se acaba de ver en Francia, bastante significativo", en España haya quien se "dedique a hacer política" con ellas. "Eso sí que me parece un retroceso social y peligroso", ha zanjado Puy.

Para leer más