Rajoy advierte a Mas: "No habrá elecciones plebiscitarias como tampoco hubo referéndum"

Actualizado 31/07/2015 15:40:32 CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado este viernes que el Gobierno velará por el cumplimiento de la ley, "no habrá independencia" de Cataluña y las elecciones del 27 de septiembre no serán elecciones plebiscitarias "como tampoco hubo referéndum" el pasado 9N.

En su comparecencia de balance de legislatura en el Palacio de la Moncloa, Rajoy ha reconocido que uno de los riesgos a los que se enfrenta España no viene de la economía, sino de la "incertidumbre política" que genera, entre otros asuntos, el desafío independentista "y rupturista" de Artur Mas, que plantea las elecciones catalanas como unas elecciones plebiscitarias.

"Habrá elecciones al Parlamento de Cataluña, que es muy importante, pero no habrá elecciones plebiscitarias como tampoco nunca hubo un referéndum por mucha propaganda que se quisiera hacer", ha dejado claro el presidente del Gobierno insistiendo en que su Ejecutivo no permitirá que "se prive" a los ciudadanos de Cataluña de su "triple condición" de catalanes, españoles y europeos.

En este sentido, Rajoy ha hecho hincapié en que "no va a haber independencia de Cataluña", algo que "no tiene sentido" y "no se va a producir de ninguna de las maneras", más allá de algunos gobernantes que, a su juicio, "no han actuado con responsabilidad y no han estado a la altura de las circunstancias".

EL GOBIERNO HARÁ LO QUE HA HECHO SIEMPRE

El presidente del Gobierno ha insistido así en que el Ejecutivo hará "lo que ha hecho siempre", velar por el cumplimiento de la ley y defenderla "activamente", y defender la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad entre todos los españoles. "España es un país serio y en ningún país serio se puede pretender violentar la ley ni sacar ningún tipo de rendimiento político", ha defendido.

En el mismo marco, ha asegurado que al Gobierno "no le asusta en absoluto" la candidatura soberanista pactada para el 27S y ha aprovechado para hacer hincapié que estará encabezada por "una persona que venía del PCE" (el exeurodiputado de ICV Raül Romeva) y otra persona de ERC. "El señor Mas tiene perfecto derecho a pedir sus electores clásicos que voten esa lista", ha ironizado.

Según ha reconocido, le hubiera gustado que en Cataluña "se hubiera prestado más atención a los problemas de la gente" en vez de centrar el debate en el desafío soberanista. Sobre todo en un momento en el que España se enmarca en una Unión Europea en la que "cada vez hay más unión". "Salirse de la moneda única no tiene ningún sentido y no se va a producir", ha insistido.

Rajoy ha evitado en varias ocasiones hacer autocrítica sobre la actuación del Gobierno respecto a Cataluña o conceder si alguna acción hubiera sido mejorable. "Todo lo que hace el Gobierno es opinable, pero ha sido prudente, proporcional y no ha cedido en nada de lo que no debía ceder", ha defendido.

NO SE ARREPIENTE DEL RECURSO AL ESTATUT

Eso sí, ha asegurado que no se arrepiente del recurso interpuesto contra la reforma del Estatuto y considera una "irresponsabilidad" no haber puesto en manos del Tribunal Constitucional algo que consideraba que "violenta las normas".

Respecto a su relación con Artur Mas, ha dicho que habla con todo el mundo que quiera hablar con él, pero ha reconocido que no es "fácil" el diálogo cuando la pretensión es hacer un referéndum sobre "si me voy o no me voy". "En ningún país se puede aceptar eso", ha insistido calificando esta situación de "cosa disparatada".

"Nosotros vamos a defender la unidad nacional, la soberanía nacional", ha reiterado garantizando que el Gobierno dará "la batalla" para que los ciudadanos que se sienten catalanes, españoles y europeos puedan seguir siéndolo en el futuro y sus gobiernos se dediquen a "resolver sus problemas reales".

LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN NO ES UNA "PRIORIDAD"

Además, ha sido preguntado por la posible utilización en Cataluña del artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión de la autonomía. Sin embargo, se ha limitado a recordar que ese artículo está contemplado en la Carta Magna y ha señalado que no tiene nada que decir "al mismo".

Rajoy también ha señalado que la reforma de la Constitución "no es la prioridad española", que debe centrarse en "dar bien las batallas en Europa" y ayudar a "asentar bases sólidas de cara al futuro". "Es un tema abierto y lo más importante es buscar el consenso", ha concedido.