Sordo pide a la izquierda situar el debate político en la agenda social frente al de "confrontación" de la derecha

Unai Sordo, en el centro, junto a responsables de Industria y Renault en Vallado
EUROPA PRESS
Publicado 11/02/2019 12:19:41CET

Censura los argumentos para manifestarse y advierte de que si sigue del debate de "banderas" y "disputas territoriales" ganará la derecha

VALLADOLID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha expresado la "preocupación" por la capacidad de las fuerzas de derecha de situar el debate en torno a la "confrontación" y la "fragmentación" y ha pedido al Gobierno y a las fuerzas progresistas que, como "alternativa", lo sitúen "con todas sus fuerzas" en la agenda social.

Sordo, en el marco de la presentación de la candidatura del sindicato en las elecciones en Renault, se ha referido así a la manifestación celebrada en Madrid por la unidad de España y para pedir elecciones.

A este respecto, ha exigido que en lugar de moverse en el marco del debate que ha situado la derecha se busque una alternativa que permita poner encima de la mesa cuestiones que tienen que ver con las modificaciones de la reforma laboral, la corrección y derogación de la reforma de pensiones de 2013, medidas "más atrevidas, más valientes" en materia de recaudación fiscal y cómo se va a hacer frente al deterioro en la última década de los servicios públicos.

El líder de Comisiones, tras expresar respeto a la manifestación y a la petición de elecciones, que ha apuntado que "ojalá" en ambos casos se hubieran celebrado siempre en el último siglo en España, ha señalado la preocupación por la capacidad de las tres fuerzas de la derecha que ahora conviven en España de situar el debate político en torno a la fragmentación y la confrontación.

A este respecto, ha criticado los términos en los que se justificó la manifestación, con la acusación de "ilegitimidad" a un gobierno surgido del Congreso y "dando por sentado una mentira evidente" que se expresó en el manifiesto como que el Gobierno había aceptado "no sé qué 21 puntos" y que habría sacado "con irresponsabilidad y falta de sentido" de la realidad "verdaderamente sorprendente" del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

"Sobre esa mentira se ha construido una especie de relato una vez más de rendición del Estado ante no sé quién, que no es la primera vez que se oye en España", ha señalado Sordo, quien ha recordado que él llega del País Vasco y recuerda algunas cosas que se dijeron cuando se consiguió la victoria sobre el terrorismo porque, "salvando cualquier paralelismo, que no lo tiene, con la situación de Cataluña", ha explicado que escuchó "que el Estado había abdicado ante no se sabe quién".

"RETO" PARA LA IZQUIERDA

Por ello, le parece una "irresponsabilidad" situar el debate político en esos términos y por ello, a su juicio, el "reto" de las fuerzas progresistas no es tanto de ser capaces de moverse en un marco del debate que ha situado la derecha "y sus terminales mediáticas" sino buscar otro alternativo.

Así, ha emplazado a las fuerzas progresistas a que sitúen "con todas sus fuerzas" una agenda social para que el debate político en España pivote sobre ella, con las cuestiones a las que se ha referido para que sean capaces "de buscar un relato de debate alternativo".

De lo contrario, ha advertido, si el país sigue "confrontándose en clave de banderas, de disputas territoriales", cree que va a ganar una derecha que considera que además se ha visto "absolutamente mediatizada" por un discurso que directamente toca con el de la "ultraderecha" que ha podido promover VOX, aunque la preocupación no sea tanto este discurso sino "la capacidad de contagio y penetración" que ha podido tener en del PP.

"Asistimos con preocupación a ese elemento de fragmentación, de creciente polarización social y lo que toca es cambiar el eje del discurso", ha reiterado, por lo que ha pedido que las "fuerzas de progreso", fundamentalmente la izquierda como PSOE, Unidos-Podemos y las diferentes confluencias, busquen un relato y argumento político distinto.

"Hay que hablar de desigualdad, de lucha contra la desigualdad mucho más de lo que se está hablando y mucho menos de confrontación territorial y de debate de banderas", ha concluido.

Contador