Actualizado 16/03/2021 17:05

Cantó prevé volver a la televisión y no ha recibido "ninguna oferta del PP": "La política ya no me ilusiona"

El hasta ahora portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas y coordinador autonómico del partido en esa comunidad, Toni Cantó, en las Cortes, un día después de anunciar su retirada de la política
El hasta ahora portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas y coordinador autonómico del partido en esa comunidad, Toni Cantó, en las Cortes, un día después de anunciar su retirada de la política - Jorge Gil - Europa Press

Advierte que el verdadero "peligro" para la Ejecutiva de Cs es la propia Ejecutiva, que está "fuera de la realidad"

MADRID/VALÈNCIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El hasta ahora líder de Cs en la Comunitat Valenciana, Toni Cantó, ha asegurado este martes, tras su anuncio de que deja la política, que solo ha recibido propuestas de dos productoras de televisión, que piensa aceptarlas y que no tiene "ninguna oferta del PP". "La política ya no me ilusiona, tengo que empezar a ver qué hago con mi vida", ha manifestado.

Tras firmar su renuncia como diputado, Cantó ha comparecido antes de reunirse con los otros 17 representantes de Ciudadanos en Les Corts para trasladarles su decisión. Su objetivo es regresar a su antigua vida como actor ante su decepción y desencanto con la política, sobre todo con el "núcleo duro" de Cs presidido por Inés Arrimadas, aunque no descarta seguir como militante.

"Lo que vimos ayer en la Ejecutiva es política viejuna, la de cómo la gente se atornilla a un puesto y no toma ninguna responsabilidad, es la política que no me gusta", ha manifestado a los periodistas en el ficus de Les Corts sobre la moción de censura fallida en Murcia y la convocatoria de elecciones en Madrid.

Cantó ha insistido en que quería "por todos los medios" que el equipo de Arrimadas tomara decisiones para que Cs no vaya al "desastre". Ha denunciado que le ofrecieran "negociar en un despachito un puestito" en la Ejecutiva "como si fuera un jarrón chino". "No estoy para eso", ha recalcado.

En esta línea, ha tachado de kafkiana la reunión de este lunes porque "no se habló de quién tomó la decisión" de la moción de censura con el PSOE para tirar al PP del gobierno de Murcia. "Iba predispuesto a encontrarme con Ciudadanos: un equipo de gente profesional que tiene vida fuera de la política y no tiene miedo a asumir responsabilidades, pero me encontré con otra cosa que no reconozco", ha lamentado.

Todo esto, según él, le llevó a tomar la decisión de dimitir este mismo lunes, "viendo que nadie dimitía y que siguen los mismos tomando las mismas decisiones de siempre. Un "pequeño núcleo que decidía todo antes" y que no cree que vaya a cambiar a pesar de la nueva Ejecutiva más amplia.

TODAVÍA CREE EN CIUDADANOS

"Sigo creyendo en el partido, pero no en quien lo dirige", ha resumido Cantó, para afirmar que tiene la sensación de que todo el trabajo que ha hecho en los últimos años se echa a perder por las decisiones de la cúpula 'naranja'.

Con todo, "en principio" sí piensa seguir como militante de Cs al considerar que al partido le queda "una opción de que los afiliados se hagan con la dirección que ha sido hurtada por el núcleo duro". "Sus decisiones nos están condenando a ser irrelevantes", ha insistido, ya que cree que los de Arrimadas no dejan de ver "enemigos" en otros partidos cuando "el peligro real está en la cúpula que está llevando a cabo decisiones desastrosas".

También ha vuelto a ensalzar al expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, como "amigo" con el que comenta "la actualidad política de todas las partes" y "un gran ejemplo de cómo se deben asumir responsabilidades", aunque ha descartado hacer público qué piensa él del papel de Arrimadas.

A nivel personal, ha insistido en que las únicas ofertas que ha recibido son las de dos productoras de televisión y en que le "sobreestiman" quienes piensan que le quieren en el PP. "Hoy me quedo en paro, no tengo sueldo y no voy a aceptar lecciones de quienes se apoltronan y se agarran a su sueldo. Soy un hombre libre y haré lo que me dé la gana", ha proclamado tras agradecer el "honor" estos dos años intensos en Les Corts.

EVITAR EL DESASTRE EN MADRID

A partir de ahí, Cantó ha hecho hincapié en que la "única posibilidad" que le queda a Cs es presentarse con el PP en las elecciones del 4M en la Comunidad de Madrid "si la cúpula fuera inteligente estratégica y tácticamente", con el objetivo de no acabar peor de lo que está tras "la negociación con Pedro Sánchez, la prórroga del estado de alarma, la malísima campaña en Catalunya con el 'abracito' y la última decisión absolutamente dramática" en Murcia.

"¿Quién es el enemigo en Ciudadanos?", ha enfatizado augurando que si no confluye con el PP sería "la muerte definitiva y el último golpe" del partido cuando "hay un clamor popular de sustituir eses núcleo duro". Ha vuelto a denunciar que lo propuso en la Ejecutiva y "ni siquiera" le dejaron que se votara.

El exdirigente ha anticipado así que habrá un "resultado desastroso" en Madrid si Cs va "de la mano" del exvicepresidente autonómico Ignacio Aguado. "Hoy había encuestas que preveían resultados muy tristes", ha opinado previamente en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

"A corto plazo hay que evitar el desastre en Madrid pidiéndole al PP un Madrid Suma. Creo que lo aceptarían porque no podemos perder ese 2-3% de votos para el centro derecha", ha continuado Cantó, que también ha pedido que se ponga el partido en manos de los afiliados.

Por último, ha recordado que la presidenta del partido, Inés Arrimadas, hizo campaña "diciendo que se iba a medir el resultado" de los trabajadores del partido y, si no se hacía bien la labor, se les apartaría del cargo. "Tiene sentido que quienes fueron diciendo eso cumplan y no se lo apliquen a quienes estamos por debajo", ha aseverado.

Toni Cantó se ha expresado así después de que este lunes dejase sus cargos en el partido, renunciase a su acta de diputado y abandonase la política. Así lo comunicó a los medios de comunicación al abandonar la reunión de la Ejecutiva de Cs que se celebraba en Madrid para analizar las consecuencias del previsible fracaso de la moción de censura presentada por su partido en Murcia y la subsiguiente salida del Gobierno de la Comunidad de Madrid decida por su presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Más información