Actualizado 27/11/2009 15:16 CET

La UB cierra el año con déficit cero

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS

La Universitat de Barcelona (UB) - cerrará el ejercicio de 2009 con déficit cero, un equilibrio presupuestario que no se alcanzaba desde 2005.

Según informó este viernes el rector del centro, Dídac Ramírez, la universidad preveía cerrar con 14 millones de euros de déficit el presente ejercicio, pero el ahorro de 7,35 millones de euros en la gestión del centro y los 7 millones que adeuda la Generalitat a la UB, haraán posible este equilibrio desconocido en cuatro años.

El rector condicionó totalmente el cierre a cero de las cuentas del año al pago de la Conselleria de Innovación, Universidades y Empresa, que debe liquidar al conjunto de las universidades catalanas un total de 30 millones de euros correspondientes al año 2008 de la Financiación por objetivos. Pidió al Govern que, en caso de que "incumpla" el acuerdo, "reconozca que el dinero está y que lo hará efectivo".

Ramírez destacó que esta contención del gasto se ha logrado en el marco de la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), --por el que criticó no haber recibido "ni un duro"--, y dentro de la crisis económica. Indicó que el ahorro de 7,35 millones se debe al "gran compromiso y esfuerzo" de la comunidad universitaria, especialmente de profesores y administrativos.

En un acuerdo de Govern, dicha Conselleria se comprometió a financiar los centros catalanes según la consecución de unos objetivos, sistema que representa el 10% de su financiación global, que en 2008 era de 50 millones --de los que faltan 30 por pagar--. Además, queda pendiente el cobro de 90 millones de euros referentes a 2009, y 130 de 2010.

No obstante, a pesar del esfuerzo por contener el gasto, la UB es el centro que más déficit acumula, cercano a los 80 millones de euros, según Ramírez.

FINANCIACIÓN POR EXCELENCIA

En vistas a la modificación del modelo de financiación universitaria, basada fundamentalmente en objetivos, Ramírez aseguró que luchará por introducir la excelencia de los centros como incentivo. "Ahora la UB gasta en innovación y viajes para lograr situarse en los mejores ránkings internacionales y eso no se le reconoce en la financiación", señaló.

Por ello, intentará que las universidades se beneficien de un plus por su posicionamiento internacional y reconocimientos como el de Campus de Excelencia Internacional (CEI) --que el jueves logró la UB--, y criticó que la administración no puede exigir excelencia a las universidades sin invertir en ellas.

Admitió que la UB "tiene un camino a recorrer" en cuanto a la tasa de aprobados --que se baraja como uno de los objetivos para la financiación--, pero alertó de que habrá que tratar con cuidado esta medida "para que no conduzca a aprobados generales".

El presupuesto de 2010 ya está fijado, pero debe ser aprobado por el Consejo de Gobierno del centro y por el Consejo Social.