UGT tacha el 'pensionazo' de "injusto y desacertado"

Actualizado 21/02/2010 17:11:11 CET
- EP

SANTANDER, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha criticado la propuesta planteada por el Gobierno central de retrasar la edad de jubilación dos años, de los 65 a los 67, propuesta que considera "muy mal orientada, muy injusta, y profundamente desacertada". Por ello espera que en la subcomisión del Pacto de Toledo "se le dé la vuelta como a un calcetín".

Así lo manifestó en una entrevista a RNE, recogida por Europa Press, en la que opinó que el denominado 'pensionazo' ha supuesto un "choque muy duro" entre el Ejecutivo y los sindicatos y, por tanto, con una "amplísima mayoría" de los trabajadores.

Además, cree que la propuesta --que no "decisión"-- también "contradice" el discurso que ha mantenido hasta ahora el Ejecutivo español sobre la "salud" del sistema de pensiones que, según afirmó Méndez, tiene "solvencia y salud de presente y futuro". Por ello criticó la "enorme incertidumbre" que ha generado el Gobierno "sin ninguna justificación".

Tras recordar que el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, abogó esta semana, en el debate parlamentario, por alcanzar un acuerdo en el marco del Pacto de Toledo, Méndez confesó que, "sinceramente" no cree que dicho consenso pase por retrasar la edad de jubilación, medida que "tal y como el Gobierno la ha formulado, no será efectiva", vaticinó.

Con todo ello, el máximo representante de UGT apuntó que el Ejecutivo ha demostrado "muy poca convicción" en los acuerdos que él mismo firma.

Así, recordó que está en vigor un acuerdo de pensiones que tiene "el máximo nivel de consenso posible", ya que fue firmado por el Estado, patronal y sindicatos y, además, incorpora la incentivación voluntaria, --"sin imposiciones y con incentivos económicos", remarcó--, de la edad de jubilación, de forma que a aquel español que considere que puede jubilarse "más allá" de los 65 años reciba incentivos. Y es que, a su entender, la vía de la "imposición" sería "un profundo error".

Respecto a la posibilidad de llegar a convocar una huelga general, Méndez manifestó que ahora los sindicatos están "centrados" en una serie de manifestaciones contrarias al 'pensionazo' que pretenden que sean "masivas" para que salga de ellas un "mensaje claro e inequívoco: Zapatero eso no, así no.

De esta forma, si las manifestaciones --que en su opinión son una medida "proporcionada y muy justificada"-- alcanzan una "magnitud" determinada --como Méndez cree que finalmente va a ocurrir por el "grado de incertidumbre y rechazo" de la sociedad a esta propuesta-- será "suficiente".

"Vamos a centrarnos en ese escenario, sin descartar ningún otro", señaló el secretario general de UGT para referirse a las manifestaciones y a la huelga general, respectivamente.