Actualizado 26/09/2006 14:54 CET

Madrazo anucia que el acuerdo con Aralar se pondría materializar en octubre

Asegura que ese acuerdo será referencia para los progresistas que "no confían en el Partido Socialista ni en Batasuna"

BILBAO, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de Ezker-Batua-Berdeak, Javier Madrazo, anunció hoy que el acuerdo con Aralar para concurrir en coalición a las elecciones municipales y forales de mayo de 2007 podría materializarse el próximo mes de octubre.

Ezker Batua alcanzó en el Consejo Político de Euskadi, celebrado ayer, "dos acuerdos especialmente importantes", rubricados, según Madrazo, por una "amplia mayoría", que alcanzó un apoyo del 72%, con 50 votos a favor 6 votos en contra y 13 abstenciones.

Estos acuerdos aludieron al proceso de conversaciones con Aralar, que el Consejo ratificó, dando "luz verde" a la continuidad en las conversaciones con esta formación abertzale, así como a "la plasmación de un decálogo para impulsar la paz y la normalización política".

En alusión a la conversaciones con Aralar, el responsable de la coalición de izquierdas aseguró que ambas formaciones "están trabajando con discreción, sin prisas pero sin pausas", por lo que el acuerdo puede llegar "en el horizonte del mes de octubre". Según reconoció, "éste es un mes razonable para que estas conversaciones puedan materializarse".

Aseguró que Aralar y Ezker Batua "tienen tiempo" para que el acuerdo lleguen a buen término, aunque subrayó que las conversaciones tampoco se pueden "dilatar y prolongar en exceso", por lo que el mes de octubre es adecuado para que este acuerdo se materialice.

PROGRESISTAS

Madrazo aseguró que, de materializarse esta coalición, se convertiría "sin lugar a dudas en el polo de referencia de los progresistas vascos que no confían en el Partido Socialista, que se autodefine de izquierdas pero niega el de derecho de la sociedad vasca a decidir libre y democráticamente su futuro" y que tampoco lo hacen en Batasuna, que "no apuesta de forma inequívoca por la vías políticas y democráticas" y sigue sin rechazar y sin demarcarse de la violencia y la kale borroka.

Si el consenso fructifica, deberá basarse, a su juicio, en tres grandes pilares: la apuesta por la justicia social y el reparto equitativo de la riqueza, por la paz, los derechos humanos y el rechazo a toda expresión de violencia y por el reconocimiento de la sociedad vasca a decidir libre y democráticamente su futuro.

Madrazo defendió también como pilar básico la defensa de la consulta popular como "máxima expresión" de la participación ciudadana.

El responsable de EB aseguró que están trabajando para que esta coalición se convierta en un "referente clave de la izquierda en Euskadi: plural, alternativa y transformadora".

Según indicó, se trataría de un "acuerdo entre diferentes", dado que EB es una fuerza federalista y Aralar es independentista, que demostraría que "el diálogo y el consenso entre sensibilidades diferentes no solamente es deseable, sino posible, así como una demostración clara de que la normalización política y la convivencia plural en Euskadi puede ser una realidad".

El coordinador de EB aseguró que el acuerdo entre ambas formaciones propiciará una izquierda que "ponga el mismo énfasis en las cuestiones políticas que en las sociales".