Los niños que crecen con hipocausia pierden la capacidad de desarrollar el lenguaje, según un experto

Actualizado 03/10/2006 20:04:24 CET

GRANADA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los niños que crecen con hipocausia, disfunción que se caracteriza por la disminución del nivel de audición por debajo de lo normal, pierden la capacidad de desarrollar el lenguaje, según sostuvo hoy el doctor Emilio García-Ibáñez, quien ha participado en el 57 Congreso de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL).

Según informó hoy en un comunicado la organización del evento, este especialista abogó, al hilo de ello, por la detección precoz de la sordera en los recién nacidos, "ya que si dejas a los niños que crezcan siendo sordos no tienen capacidad de recuperar el lenguaje".

En este sentido, sostuvo que uno de cada mil recién nacidos es sordo, al tiempo que dos de cada mil nace con problemas auditivos. Estas cifras, insistió este experto, han aumentado la preocupación por el diagnóstico precoz de la hipoacusia infantil "debido a las repercusiones que originan su diagnóstico tardío".

Precisamente, durante este 57 Congreso de la Sociedad Española de Otorrinolaringología se han analizado las pruebas necesarias para llegar al diagnóstico audiológico de la hipoacusia infantil. Con ellas, se puede determinar el umbral de audición, así como el lugar donde radica la lesión que origina la deficiencia auditiva, agrega la nota.

En cuanto al tipos de pruebas, indicó que las denominadas 'subjetivas' requieren de la colaboración del niño para observar un cambio en su comportamiento o para que responda con un acto voluntario al estímulo sonoro. En cambio, precisó que las 'pruebas objetivas' no requieren de la colaboración del niño e informan de la integridad de las diferentes estructuras de la vía auditiva.

Repsecto al siguiente paso a la detección --el tratamiento--, los doctores García-Ibáñez, Francisco Antolí-Candela, Luis García Ibáñez y Alejandro Harguindey repasaron el uso de las técnicas quirúrgicas existentes actualmente referidas al oído, dentro de la ponencia 'Tratado básico de cirugía otológica y otoneurológica'.

En dicha ponencia, estos expertos hicieron especial hincapié en algunas patologías frecuentes que no tienen tratamiento médico, pero que sí quirúrgico. Este es el caso, por ejemplo, de la otoesclerosis, una de las patologías más frecuentes que provoca la sordera y que se caracteriza por la osificación del estribo (hueso del oído).

Según los García-Ibáñez y Antolí Candela, la detección precoz de la sordera y su posterior tratamiento, significa que "ya no deberían existir sordos de nacimiento". Otra de las técnicas quirúrgicas a la hicieron referencia es al implante coclear, un dispositivo con el que el paciente puede llegar a recuperar la audición, según Antolí-Candela.