Hojiblanca defiende su operación con aceite de Túnez "una acción lógica en aras de la transparencia en el sector"

Actualizado 23/10/2006 20:02:22 CET

SEVILLA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La cooperativa aceitera Hojiblanca reitero su defensa de la operación de importación realizada por dicha empresa de economía social con aceite de oliva procedente de Túnez, "una acción lógica en aras de promover la transparencia en el sector y en el mercado".

Fuentes de la cooperativa indicaron a Europa Press aseguraron a Europa Press que a la hora de importar 2.000 toneladas de aceite tunecino para su comercialización a granel "hablamos con el resto de cooperativas, que conocían nuestra operación".

Dichas fuentes, que achacaron las críticas a la operación expresadas por la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, y ciertos sectores productores como "fruto de la falta de información del contenido del acuerdo, pues si conocieran el detalle de este proceso, verían que beneficia a todo el sector productor, tanto de Andalucía, Europa e incluso de Túnez".

"No hay persona sensata del sector que, conociendo la operación, diga que no es lógica", agregaron las fuentes, que indicaron que, con este acuerdo "intentamos mejorar la estructura comercial del sector y apostamos por una mayor concentración de la oferta", con el objetivo de que el aceite "no se use para distorsionar el mercado".

Para Hojiblanca, "lo único que pretendemos con esta operación es comercializar de forma lógica y transparente y que no se utilice para distorsionar el mercado".

Lamentó que haya ciertos sectores dentro del mercado aceitero "que intenten tergiversar la información y se sientan perjudicados por nuestra operación porque una empresa del sector productor sea la que comercialice el aceite".

La decisión de la cooperativa andaluza Hojiblanca de comprar 2.000 toneladas de aceite de oliva a Túnez, tal como confirmó su gerente, Antonio Luque, ha generado "malestar" en el seno de diversas organizaciones agrarias y asociaciones envasadoras y exportadoras de aceite que creen que esta medida "causará enormes perjuicios para el sector en la comunidad autónoma andaluza".

En declaraciones a Europa Press, Luque indicó que se importó esa cantidad de aceite de oliva para su comercialización a granel y anunció que "vamos a seguir trabajando en esa línea, con Túnez el próximo año y con otros países, como Egipto o Siria, aunque en menores cantidades". "Queremos establecer una estructura comercial con esos países para vender a granel", añadió.