Floriano augura una desmovilización del voto socialista por rechazo a Zapatero y porque Vara "no manda"

Actualizado 29/10/2006 13:05:20 CET

Subraya su liderazgo dentro del PP extremeño y resalta que nadie le ha "regalado nada" en política

MÉRIDA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP en Extremadura y candidato a la Presidencia de la Junta, Carlos Floriano, auguró hoy una desmovilización del voto socialista en la región para las próximas elecciones autonómicas, debido al rechazo hacia determinadas políticas de Rodríguez Zapatero y a que el candidato socialista, Guillermo Fernández Vara, "resta" votos a su partido, lo cual atribuyó, entre otras cuestiones, a que "todo el mundo sabe que no manda".

En una entrevista concedida a Europa Press, Floriano sostuvo que el PSOE está perdiendo votantes en la región porque muchos extremeños se oponen a acciones del Gobierno central impulsadas por Zapatero, tales como el Estatuto de Cataluña o la "negociación política con ETA".

El candidato popular dijo estar convencido de que las próximas elecciones autonómicas y municipales "van a estar influidas por lo que Zapatero hace a nivel nacional", cuya "repercusión" en Extremadura es, en su opinión, "algo a lo que la gente no está ajena".

En este contexto, afirmó que según un sondeo "cualitativo" encargado por el PP extremeño, hasta el "98% de la gente que no sabe si va a ir a votar" el próximo mes de mayo ha sido votante del PSOE, lo cual, puntualiza Floriano, "refuerza las opciones" de su partido.

"Cuando les preguntas por qué no van a ir a votar te dicen que por dos cosas: por el Estatuto de Cataluña y por la negociación con ETA; el votante socialista no entiende esas dos cuestiones", apunta.

Carlos Floriano combinó estos datos demoscópicos con situaciones que ha vivido personalmente en las últimas fechas, como la de dos vecinos de Cáceres que se personaron en la sede del PP en esta ciudad para afiliarse, por considerar que esta formación es la única que se opone a las políticas emprendidas por Zapatero. "Eso es un hecho objetivo", señaló.

Por tanto, el candidato del PP anuncia que uno de sus mensajes principales a los ciudadanos a partir de ahora será que "de lo que se trata es que Zapatero no se encuentre legitimado para seguir haciendo lo que está haciendo, y eso se consigue votando al Partido Popular".

"DEBILIDAD"

Otra de las bazas electorales del Partido Popular, apunta Floriano, es que, a su juicio, "el candidato socialista le resta al PSOE", a la inversa de lo que sucedía con Juan Carlos Rodríguez Ibarra, cuya presencia al frente de la candidatura "sumaba" votos.

"Por eso creo que nuestras posibilidades son mayores, muy ciertas", señala el dirigente del PP, quien entre los "puntos débiles" del cabeza de lista del PSOE, Guillermo Fernández Vara, cita que "no sabe, no contesta, no está, y un candidato tiene que estar" y que "todo el mundo sabe que no manda" en su partido.

"Cuando se ha ido el director de orquesta se ha visto la debilidad del Partido Socialista, y el candidato no tiene autoridad moral ni de ningún otro tipo", señala Floriano, quien añade que sigue manteniendo la "convicción" de que Ibarra cederá la Presidencia de la Junta a Fernández Vara antes de las elecciones para "intentar salvar" la "debilidad" del candidato "sobre la base de afrontar una campaña electoral como presidente y apareciendo en todos los lados". "Otra cosa es que luego no sea así porque yo lo he dicho", sentencia.

Para Floriano ha sido, por ejemplo, "sorprendente" la respuesta del candidato socialista a su propuesta de debate, con "hasta cuatro excusas distintas para no debatir". "En el tema del debate Guillermo diciendo una cosa, el partido otra", indica.

Además, el presidente del PP extremeño sostiene que "es muy difícil de explicar" por parte de Fernández Vara su decisión de abandonar en su día el Partido Popular porque "le ofrecieron un puesto en la Junta" o algunas manifestaciones "de intolerancia". "Como cuando dijo --recordó Floriano-- 'prefiero que esté en mi casa Carod Rovira antes que cualquier simpatizante del Partido Popular'".

SIN CONCESIONES

Por otra parte, preguntado sobre si la dirección nacional de su partido le ha concedido una oportunidad más para mejorar los resultados en los próximos comicios, Carlos Floriano respondió que su posición al frente del Partido Popular extremeño no es "ninguna concesión de nadie".

"A mí nadie me concede nada porque el que manda en el PP de Extremadura soy yo; esto me lo he ganado yo, nadie me ha regalado nada", puntualizó.

En cuanto a la imagen o estereotipo de "señoritos" que tradicionalmente se ha adjudicado al PP en ciertas regiones españolas, Floriano indica que su educación desde el colegio hasta la Facultad de Derecho de Cáceres fue en centros públicos y que a él nunca le vinieron "las cosas dadas", si bien puntualiza que no critica que otros partan de una situación familiar holgada en lo económico --y cita al candidato socialista-- porque no hay que "pedir perdón" por eso.

"Toda la vida he estado estudiando con beca, las cosas en casa eran difíciles y yo soy el pequeño de cuatro hermanos; el estereotipo de señorito conmigo no encaja, a mí no me llevaba ninguna chacha al parque porque en mi casa no había chacha, a mi madre no le cocinaba nadie, ni le barría, ni le lavaba la ropa, ni le planchaba", señaló.

ALMARAZ

Preguntado sobre cómo describiría su modelo de desarrollo económico para Extremadura, señala que pasa por "reducir el intervencionismo" mediante una limitación de la "arbitrariedad" a la hora de subvencionar a las empresas desde la administración, así como por "no imponer condiciones" que "limiten las posibilidades" de éstas.

Agrega que dicho modelo se basaría en promover un "sello" identitario de la región como "limpia", "productiva", "de calidad" y "ecológica". Por tal motivo, dijo, está en contra del proyecto de refinería y a favor de desarrollar la energía solar.

Respecto a la Central Nuclear de Almaraz, precisa que "la gente de la zona la ve con buenos ojos", que "no ha sido un obstáculo para el desarrollo de la zona de La Vera desde el punto de vista turístico" y que "en este momento las cosas están de una manera y convendría no tocarlas", si bien se muestra "muy de acuerdo" con la propuesta de Rodríguez Ibarra de que este tipo de empresa pague en Extremadura el impuesto de sociedades.

Por último, advirtió de que es partidario de un "cambio tranquilo" porque su intención no es "entrar a mirar debajo de las alfombras", sino "abrir las ventanas". "Lo que se ha hecho mal habrá que corregirlo, pero las cosas que se han hecho bien habrá que continuarlas, y yo no tengo ningún problema en reconocer las cosas que se han hecho bien", asegura.

Por ejemplo, Floriano elogia algunas de las acciones en nuevas tecnologías desarrolladas en Extremadura, en particular aspectos del software libre. También aprovechó para hacer mención a actuaciones de gobierno realizadas en otras comunidades de España, que considera ejemplos a seguir, como el modelo económico "liberal" de Madrid, el fomento de las energías alternativas en Navarra y de ciertos sectores productivos en Murcia, la proyección exterior de Cataluña o los parques industriales de Castilla y León.