La fosa común de Mérida pordía albergar entre 2.500 y 4.000 represaliados durante la Guerra Civil y la posguerra

Actualizado 31/10/2006 13:15:26 CET

MÉRIDA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los resultados obtenidos por el georadar utilizado en la fosa común de represaliados durante el franquismo en Mérida han arrojado que podría albergar entre 2.500 y 4.000 cuerpos, un tamaño mayor de lo que en un principio los miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pensaban.

Así informó hoy en el trascurso de una rueda de prensa la miembro de la asociación Libertad Sánchez, quien explicó que la fosa común se podría prolongar, además de por las tapias del cementerio municipal, por la actual zona de aparcamientos.

Resaltó que los resultados también insistieron en la dificultad existente en la identificación de los cuerpos y en la determinación de un número concreto de represaliados ya que, y como recordó, una vez que fusilaban a los contrarios al régimen de Franco, se les rociaba con gasolina y se les prendía fuego, hecho que ha producido la fragmentación de los restos.

Una vez obtenidos estos primeros resultados, Sánchez recordó que Luis Alvial, el autor de este estudio y que ha prospección hado unos 6.000 m2, vendrá con toda seguridad entre el mes de noviembre y diciembre, momento en el que hará una prospección mayor y que afectaría a todas las tapias del cementerio.

Libertad Sánchez insistió en el aliento que supone estos avances para todas aquellas personas que forman parte de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Mérida y comarca, así como para aquellos familiares de represaliados durante la Guerra Civil y el Franquismo, y que sobre los que desconocen su paradero.

Aunque de la misma manera, dijo sentirse algo desazonada porque el hecho de que los huesos estén fragmentados hacen más difícil la exhumación de los cadáveres.

En este sentido, Libertad Sánchez dijo que aunque el proceso sea más difícil, la asociación no cejará en el intento de investigar jurídicamente la fosa con el fin de condenar al régimen de Franco por crímenes de lesa humanidad, "y en esa línea vamos a continuar, aunque no se haga cargo una institución pública, creemos que las familias tienen derecho a que esos restos sean exhumados, una vez que tomamos la determinación de iniciar el proceso, dar marcha atrás no sería ni la postura más correcta ni más ética".

ACTO POR EL DÍA DE LOS DIFUNTOS

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Mérida y comarca, como tradicionalmente realiza todos los años coincidiendo con el Día de los Difuntos, llevará a cabo mañana, a partir de las 12.00 horas, un acto de homenaje a todos los asesinados durante la Guerra Civil y la posguerra.

Ante el hallazgo de los restos, este año el acto de homenaje será como dijo Sánchez más "simbólico y significativo", en donde volverán a reivindicar la creación de un monumento que recuerde a las víctimas.

Además, aceptó la propuesta del consejero de Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Mérida, Miguel Valdés, de la creación de un Parque de la Concordia, en donde estaría ubicado un monumento a los desaparecidos, a cambio de una reunión en la que ambos discutirían las condiciones del mismo.

DENUNCIA Y SEGUIMIENTO JURÍDICO DE LA FOSA

De la misma manera hizo hincapié en la denuncia y el seguimiento jurídico de la fosa común encontrada en el cementerio, destacando que la de Mérida es la primera ARMH de España que ha iniciado un procedimiento judicial encaminado a condenar a Franco por la comisión de crímenes de lesa humanidad.

En estos momentos el caso se encuentra en la Audiencia Provincial, ya que se ha admitido a trámite el recurso presentado por la asociación, apuntando que "si hay que subir a instancias superiores, subirán".

"Este hecho marca un antes y un después en la historia de España, ya que significa que ya no estaríamos hablando de vencedores y vencidos, sino de asesinos y asesinados", concluyó.