Actualizado 22/11/2006 18:31 CET

Editores de libro infantil y juvenil catalanes lamentan la "invisibilidad" del sector y piden mayor "implicación"

BARCELONA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de una veintena de editores de libros infantiles y juveniles hicieron hoy público un manifiesto en el que lamentan la "invisibilidad" del sector y expresaron su deseo de que la literatura se incorpore como una "necesidad vital" para los niños, pidiendo la "implicación" de escritores, libreros, bibliotecarios, instituciones, medios de comunicación y padres.

Los firmantes del manifiesto, hecho público durante el Salón del Libro de Barcelona, quieren que la literatura infantil y juvenil "no sea pequeña" y recordó que los editores quieren ofrecer "un bien cultural en mayúsculas, esencial para el proceso de formación y crecimiento cultural" del menor.

Los editores aseguraron que publicar un libro infantil y juvenil implica un "grado de especialización", que tiene que se reconocido a nivel social y empresarial, a la que añadieron la "responsabilidad" de dirigirse a un público en formación.

Es por ello que los editores lamentaron la "invisibilidad" de la literatura infantil y juvenil, a excepción de 'best-sellers', y remarcaron que la clasificación por franjas de edad es una "imposición añadida para orientar al adulto".

Los firmantes del manifiesto son Edicions B, Abadia de Montserrat, Barcanova, Baula, Lumen Infantil, Montena, Bromera, Casals, Castellnou, Cercle de Lector, Combel, Cruïlla, Destino, Edebé, Ekaré, Empúries, La Galera, Juventud, Lynx, Mediterrània, Molino, Moll, Pagès, Edicions del Pirata, Salamandra, Serres, Thule Ediciones y Timun Mas.