Crónica ETA (2).- Condenados a 20 años de cárcel los dos etarras que atentaron contra Madina

Actualizado 04/12/2006 19:09:17 CET

- La audiencia concede al diputado socialista la indemnización más alta para una víctima de terrorismo, 3 millones de euros

MADRID, 4 Dic. (OTR/PRESS) -

La Audiencia Nacional condenó hoy a una pena de 20 años de prisión a los dos miembros de ETA, Iker Olabarrieta Colorado y Asier Arzallus, que atentaron contra el ahora diputado socialista Eduardo Madina. El tribunal ha concedido a Madina la indemnización más alta de su historia a una víctima del terrorismo, un total de 3 millones de euros, por los "padecimientos físicos y psíquicos" que le generó el atentado que sufrió el 19 de febrero de 2002 y que le costó la amputación de una pierna. Otras dos personas, Gaizka Olabarrieta y Gorka Aztiria fueron condenadas a tres años de prisión como encubridores del atentado.

La Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional entiende que la indemnización de tres millones de euros, que coincide con la que pidió la fiscal Blanca Rodríguez, es proporcional a los perjuicios ocasionados a la víctima si se tiene en consideración factores como su edad en el momento del atentado -26 años-, la "ruptura de su proyección deportiva" como profesional de voleibol y las consecuencias físico-psíquicas del delito sobre el diputado del PSOE, que en aquel momento era dirigente de las Juventudes Socialistas en el País Vasco.

Estos tres millones de euros son la indemnización más alta que ha recibido a título individual una víctima de terrorismo. La que más se ha acercado hasta ahora fue la que recibieron los herederos del magistrado asesinado por ETA José María Lindón, a los que el tribunal les concedió un millón de euros.

En su sentencia la Audiencia considera probado que la dirección de ETA ordenó a una de sus células, la denominada 'Olaia', que asesinara en 2002 a Madina. Este grupo, que dirigía Arzallus, se subdividía en otros dos 'Jata' y 'Urbasa', y fueron los miembros de este último, entre los que estaba Olabarrieta, los que colocaron el explosivo en los bajos del coche del representante socialista.

BUSCABAN MATARLE

El tribunal entiende que también queda probado que el artefacto explosivo tenía potencia suficiente para matar a una persona, pero que falló al estar colocado demasiado a la izquierda. La elevada estatura de Madina -mide más de 1,90- y el hecho de que conduzca a mayor distancia del volante de lo que suele ser habitual también influyo en que no se produjera "el fatal desenlace". Por tanto les condena a 20 años de cárcel por el delito de homicidio terrorista en grado de tentativa. Además, el tribunal les prohíbe aproximarse a la víctima durante 5 años desde que obtengan la libertad.

En cuanto a los dos condenados como encubridores, la sentencia señala que proporcionaron refugio a Olabarrieta y al presunto etarra detenido el pasado sábado en Francia Eneko Bilbao -también miembro del comando 'Urbasa'- tras explosionarles una bomba que manipulaban el 29 de septiembre de 2002 en Basurto. El tribunal les condena a tres años de cárcel, a pesar de que el fiscal pidió sólo un año y seis meses de prisión por este delito, ya que el lo estima más cercano a la pena justa "una vez excluida la colaboración con banda armada por motivos técnicos".