La organización de la Feria de Durango denuncia "las amenazas" de ETA y dice que no aceptará interferencias en su labor

Actualizado 10/12/2006 19:37:02 CET

BILBAO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La agrupación cultural Gerediaga, organizadora de la Feria del Libro y Disco vasco de Durango, denunció hoy "los ataques y amenazas" de ETA, que le ha acusado de "chivato" al permitir que la Ertzaintza se incautara en el certamen de 2005 de 450 ejemplares de 'Zutabes' -boletines internos de la banda-. Además, este colectivo advirtió de que no aceptará "interferencias" en su labor.

En un comunicado, que fue leído por la presidenta de Gerediaga, Nerea Mujika, la agrupación cultural se refirió, de esta forma, a las acusaciones de las que ha sido objeto por parte de ETA en su último Zutabe, en el que asegura que la organización de la Feria de Durango prestó "colaboración imprescindible" a la Policía vasca, avisando a los agentes de que sobre dos mesas situadas en el interior del recinto había ejemplares de boletines internos de la banda, con el fin de que fueran incautados.

Gerediaga Elkartea aseguró que es "una asociación plural" y que su objetivo "es ser una asociación referente impulsando el desarrollo social y cultural del Duranguesado, ahondando en el conocimiento de la comarca y difundiéndolo para su promoción, para cuya labor tomamos en cuenta todo tipo de opiniones".

Por ello, "ante los ataques y amenazas recibidas", la agrupación cultural, así como La Asociación de Editores en Lengua Vasca y La Asociación de Discográficas Vascas, recuerdan que la Feria de Durango se celebra desde 1965 "para promover la cultura vasca y, sobre todo, la producción vasca editorial, discográfica y nuevas formas de expresión". "Ese es nuestro objetivo principal y, para nuestra labor, no aceptamos interferencias", concluyeron.