Balonmano/Mundial. España, en gran estado de forma, se adjudica el Memorial Domingo Bárcenas tras ganar (39-28) a Rusia

Actualizado 14/01/2007 19:07:35 CET

LEÓN, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La selección española de balonmano se adjudicó el XXXII Torneo Internacional de España-Memorial Domingo Bárcenas, tras imponerse a Rusia (39-28), en el tercer partido de preparación previo al Mundial de Alemania, que se inicia para España el próximo viernes ante Egipto, dejando constancia de una gran seguridad, confianza y gran estado de forma.

A diferencia del encuentro de ayer ante Brasil, en el que los de Juan Carlos Pastor barrieron a Brasil, España tuvo ciertas dificultades en superar a un combinado ruso que supo aprovechar a la perfección el mal inicio de los españoles, pero que en la segunda mitad se diluyó, y tuvo que rendirse ante la superioridad de España.

La defensa fue, al comienzo del partido, el talón de Aquiles del combinado nacional. Los continuos desajustes defensivos fueron aprovechados a la perfección por los jugadores rusos, mención especial para Chipurin, quienes se colaban entre los pivotes españoles, bien el dúo Garabaya-Alberto Entrerríos o Garabaya-Garralda, para anotar goles con excesiva facilidad.

Prueba de ello es que a los 15 minutos, España ya había encajado 11 goles, a pesar de la gran actuación del guardameta Joseja Hombrados. Momento en el que Pastor tuvo que pedir tiempo muerto, a pesar de lo cual, Rusia, aprovechando la precipitación española, amplió su ventaja a cuatro goles.

Sin embargo, el combinado nacional, de la mano de un gran Alberto Entrerríos e Iker Romero, que no falló ni un solo tanto desde los siete metros y cumplía junto con Juanín García 100 partidos con el combinado nacional, iniciaron una remontada espectacular, con un parcial de 5-0, que sirvió para que España se marchara al descanso dos goles arriba (20-18).

La segunda mitad, en cambio, no tuvo color. España cambió la defensa de seis por un 4-2, con dos jugadores más adelantados, lo cual ahogó tanto el tiro exterior ruso como las combinaciones interiores, dando lugar a continuos robos de balón que permitieron ampliar la ventaja española.

Los últimos minutos fueron de lucimiento por parte de los actuales campeones del Mundo en un memorial en el que Polonia ocupó la segunda plaza, Rusia fue finalmente tercera y Brasil, cuarta.