Actualizado 31/01/2007 15:56

Barreda entregará en Toledo el I Premio Gastronómico "El Quijote y Dulcinea", de caracter internacional, a 4 cocineras

TOLEDO, 31 Ene. (EUROPA PRESS)

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, entregará el próximo 18 de febrero en la capital regional el I Premio Gastronómico "El Quijote y Dulcinea" a cuatro cocineras, galardón que tiene como objetivo premiar la actividad profesional en la cocina en el ámbito regional, nacional e internacional.

La consejera de Economía y Hacienda y presidenta de la empresa pública don Quijote de la Mancha 2005, María Luisa Araújo, firmó hoy un convenio con el presidente de la Academia Castellano-Manchega de Gastronomía, Carlos Falcó --impulsor del premio-- por el que el Gobierno regional apoya esta iniciativa ya que "la relación entre cultura y gastronomía es evidente".

El premio de este año recaerá sobre cuatro mujeres que están en posesión de las tres estrellas de la Guía Michelín y que son la española Carme Ruscalleda y las italianas Annie Seolde, Luisa Valazza y Nadia Santini. Además habrá un segundo galardón para dos cocineras de la región: las responsables del restaurante Pincelín de Almansa y las de Montes de Villacañas, de la localidad toledana.

La Academia Castellano-Manchega de Gastronomía, según explicó su presidente, ha organizado una serie de actos el día 19 de febrero en la bodega Pago de Valdepusa situada en el término municipal de Malpica de Tajo (Toledo), donde se realizarán una serie de catas de aceite, encuentro al que también asistirán cocineros de la región y de las comunidades vecinas de Madrid, Extremadura y Valencia.

El premio ha sido encargado a la escultora Alicia Huertas, quien realizará cuatro esculturas personalizadas para cada una de las premiadas en las que figurará su rostro. Asimismo, participarán en esta primera edición tanto la Academia española de Gastronomía como la Academia Internacional que aglutina a todas las escuelas europeas.

La empresa pública "Don Quijote de la Mancha 2005" aportará a la Academia castellano-manchega la cantidad de 60.000 euros que se destinarán a la realización del homenaje a la mujer en la cocina, ya que según su titular existe una relación "nítida" entre la cultura y la gastronomía tal y como se refleja en la obra de Cervantes "Don Quijote de la Mancha".

Durante su intervención María Luisa Araújo manifestó que la gastronomía forma parte de "nuestro acerbo" cultural y "de manera creciente es uno de los elementos importantes para el desarrollo de las ciudades", y así, valoró el hecho de que este premio ponga en valor el aceite y a los restauradores de la región.

Además, según apuntó la consejera al Gobierno de Castilla-La Mancha le ha parecido valorable que este galardón sea entregado a mujeres, ya que "han tenido un papel secundario en la cocina y se debe reconocerse el trabajo que han realizado durante años".

Finalmente, dijo que gracias a este premio se conseguirá que durante varios días los primeros "fogones" del mundo hablen de Castilla-La Mancha y sitúen en el mapa a la ciudad de Toledo. Por ello, mostró su gratitud a la Academia regional por ser tan "activa" y por hacer de Toledo "un lugar al que resulte interesante venir".

Por su parte, Carlos Falcó animó con la creación de este premio a que las mujeres se lancen a la cocina profesional y que sean pioneras en los restaurantes del país. "Es una injusticia que debemos deshacer el hecho de que las mujeres no hayan estado reconocidas en este ámbito, cuando han sido las portadoras de las mejores tradiciones culinarias", concluyó.