Actualizado 04/02/2007 17:56 CET

Balonmano/Mundial.- (Ampl.) Dinamarca vence a Francia (27-34) y se lleva el bronce tras 40 años de sequía

COLONIA (ALEMANIA), 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La selección danesa de balonmano se hizo con la medalla de bronce en los Mundiales que se están disputando en Alemania y que concluyen hoy, tras derrotar en el partido por el tercer puesto al combinado francés por 27-34.

Los daneses, muy superiores durante todo el encuentro, lograron así su mejor resultado desde que en 1967 se alzasen con la medalla de plata en Suecia. Por su parte, el combinado galo se quedó fuera del podio por primera vez en las cuatro últimas ediciones del torneo, pues fueron oro en 2001 y bronce en 2003 y 2005.

Dinamarca, tras 40 años de sequía, volvió al podio, y lo hizo merced a un gran partido, en el que pasó por encima de la selección gala, incapaz de marcar el ritmo lento que tan buenos resultados le ha dado, y que se vio superado por un ciclón, que al término de la primera mitad ya había dejado prácticamente sentenciado el encuentro (15-21).

El entramado defensivo nórdico impedía a los franceses penetrar con comodidad, lo que provocó una sucesión de errores muy bien aprovechados por su rival para salir al contraataque y ampliar las diferencias en el tanteador.

Los problemas se le acumulaban a Francia, y es que ni los laterales, ni un desacertado Nikola Karabatic, cinco goles de once intentos, podían recortar las diferencias. Los hombres de Claude Onesta tuvieron que encomendarse entonces a los hombres de segunda línea como único 'modus operandi', sin embargo, el portero danés Kasper Hvidt, muy entonado en todo el encuentro, echó el cerrojo a su portería.

A pesar de la mejora francesa en la segunda mitad, Karabatic estuvo mucho más entonado y acercó a su equipo a los tres goles de desventaja, la selección nórdica, con una nueva variante en defensa, ahogó a su rival, haciendo inútil el postrero esfuerzo de su rival, mientras que Dinamarca alcanzó el bronce en un Mundial, algo que ya había conseguido en los tres últimos europeos de Suecia, Eslovenia y Suiza.