Actualizado 26/02/2007 15:51 CET

España/China.- De la Vega y Moratinos lanzan el Año de España en China para el "acercamiento" de ambas sociedades

El programa incluye actividades económicas, culturales y de todo tipo para satisfacer el interés "recíproco" de conocerse mejor

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, presentaron hoy oficialmente en compañía del embajador chino en España, Qiu Xiaoqi, el Año de España en China que busca el "acercamiento" de ambas sociedades ante el interés "recíproco" expresado por sus Gobiernos y ciudadanos de conocerse mejor.

"Hoy celebramos el comienzo de un gran proyecto que va a contribuir al acercamiento de nuestros pueblos a través del conocimiento de sus sociedades", afirmó De la Vega en el acto celebrado en el Palacio de Santa Cruz. Según la vicepresidenta, China y España mantienen lazos "intensos" que ambos Gobiernos tienen "la voluntad común de fortalecer y profundizar".

De la Vega repasó en su discurso los puntos en común de ambos países "milenarios" sin los cuales, a su juicio "es imposible enteder el destino de Oriente y Occidente". Así, recordó el protagonismo desempeñado por China y España en la Historia además del "enorme afán de modernidad y progreso" que comparten los dos países, que añadió, "han avanzado enormemente gracias al impulso de sus sociedades".

La vicepresidenta incidió en que desde que se establecieron relaciones diplomáticas en 1973, "España está recorriendo un camino de vuelta", ya que "durante siglos las relaciones entre ambos países fueron fluidas y continuas". "En estos últimos años ese camino lo hemos recorrido con paso más firme y decidido", remachó.

Por su parte, Moratinos también hizo alusión a "los contactos remotos" que mantienen España y China y subrayó que el gigante asiático "ocupa una posición prioritaria" en la acción exterior del Gobierno ya que "se ha convertido en una potencia mundial, con miles de años de historia pero instalada a su vez en la vanguardia y la modernidad".

"Los vínculos con China son cada vez más intensos" y España reconoce en dicho país "a un interlocutor privilegiado de Europa y Occidente en materia geopolítica, económica y cultural". Además, afirmó el ministro, existe "una demanda creciente de la sociedad española, de sus empresas, universidades, centros de estudio, medios de comunicación que piden mayor contacto y acercamiento con China".

La celebración del Año de España en China en 2007, contribuirá, según Moratinos, a reforzar "nuestra presencia en este país-continente, impulsando una imagen moderna y avanzada de España".

POTENCIA CHINA

Tanto el ministro como la vicepresidenta alabaron a China por su potencial actual. "La cultura china es una de las que más han influido en lo largo de la historia", pero ahora, aseveró De la Vega, la "visibilidad" del país es mucho mayor y "su auge como potencia económica, lingüística, cultural y científica es un hecho insoslayable". El país asiático, agregó, "ha dado pasos de gigante hacia la modernización de sus estructuras".

Las sociedades china y española, según De la Vega, son "dos sociedades que comparten muchas cosas" y "por eso es hora de que se conozcan y se reconozcan". "Tener las puertas abiertas en ese gran país para mostrar nuestra cultura, nuestras ideas, nuestras iniciativas es un privilegio y una gran oportunidad", afirmó, explicando que se aprovechará para "divulgar en China la imagen de la España del siglo XXI", es decir, de "un país innovador y dinámico, generoso y solidario, abierto y tolerante".

ACTIVIDADES

El Año de España en China se articulará en base a "diversos ejes: el económico, turístico, educativo, cultural o deportivo, así como con una intensa vertiente política e institucional", indicó el ministro. En el marco comercial, explicó, "se potenciará la internacionalización de nuestros sectores económicos más competitivos, así como la presencia de la pequeña y mediana empresa española". Además, se extenderá la cooperación "al transporte terrestre, marítimo y ferroviario, así como a infraestructuras o medio ambiente".

También se dedicará especial atención a aspectos como la moda o la gastronomía y especialmente a la "difusión del español en China y del mandarín en España", indicó el jefe de la Diplomacia, precisando respecto a esta última cuestión que Beijing acogerá un "importante congreso de sinología e hispanismo".

El deporte también tendrá cabida en las iniciativas promovidas en el marco del Año de España en China y "se intensificará la colaboración con Beijing para la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2008" para los que, afirmó Moratinos, "enviamos a los amigos chinos nuestros mejores deseos".

"El año de España en China reforzará sin duda nuestra Asociación Estratégica y permitirá su fin más querido, el acercamiento entre ambas sociedades", remachó.

RELACIONES POSITIVAS

En el acto también estuvo presente el embajador chino en Madrid quien hizo especial hincapié en la "positiva evolución de nuestras relaciones bilaterales" pese a la "lejanía en el espacio" existente entre ambos países. Junto al "dinamismo en la cooperación económica" se está registrando un "aumento del interés por conocerse mejor", indicó el diplomático.

Para Qiu, 2007 fijará "un antes y un después para abrir nuevos horizontes en las relaciones entre China y España" y servirá para "tender un puente entre los dos pueblos con el fin de satisfacer el interés recíproco de conocerse". A ello contribuirá también, concluyó la "esperada visita" que realizarán los Reyes el próximo verano a China.