Sáhara.- Chaves apuesta por aprovechar la nueva propuesta de Marruecos para "relanzar el diálogo" en el marco de la ONU

Actualizado 22/03/2007 14:37:48 CET

IU emplaza a Chaves a exigir que se cumplan las resoluciones de la ONU contra una ocupación "ilegal, inmoral e injusta", como en Irak

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, apostó hoy por aprovechar la nueva propuesta formulada por Marruecos con el objetivo de buscar una solución a la situación del Sáhara occidental para romper la actual situación de "impasse" y "relanzar el diálogo" entre las partes en el marco de la Organización de Naciones Unidas (ONU), ya que dejó claro que "no es posible una solución unilateral" al conflicto.

Chaves respondió en la sesión de control al gobierno del Parlamento andaluz a una pregunta sobre el futuro del pueblo saharaui de la portavoz de IULV-CA, Concha Caballero, que emplazó al presidente del PSOE y de la Junta a exigir el cumplimiento de las resoluciones de ONU contra la ocupación "ilegal, inmoral e injusta" del Sáhara occidental por parte de Marruecos, "como se hace con Irak", ya que advirtió de que la política de cooperación que el Ejecutivo andaluz desarrolla en la zona "está bien, pero no es suficiente ni puede servir para lavar la mala conciencia".

El presidente andaluz inició su intervención, que fue seguida desde la tribuna de invitados por representantes de asociaciones solidarias con el pueblo saharaui, defendiendo la necesidad de mantener una "buena relación" con Marruecos por razones "históricas, geográficas y económicas", así como por la incidencia del fenómeno migratorio y para contribuir a la seguridad en el Mediterráneo y subrayando que en todos sus contactos con autoridades del reino alauita ha mostrado su "preocupación" por la "situación política" del Sáhara occidental y por la "evolución de los derechos humanos", cuestiones en las que, en su opinión, "no es conveniente quedarnos con la foto fija".

Chaves resaltó que la Junta destina este año cerca de 2,5 millones de euros a política de cooperación al desarrollo del pueblo saharaui, cifra que se eleva hasta los siete millones en lo que va de legislatura y subrayó que no ha cambiado su posición política "de fondo", sino que sigue apostando por una "solución política justa, negociada y aceptada por ambas partes en el marco de ONU y con papel de España, Argelia, Francia y Estados Unidos".

"Es verdad que ha habido una nueva propuesta de Marruecos en las últimas semanas, yo ni la acepto ni la rechazo, y el Gobierno español se ha manifestado en el mismo sentido", recordó el presidente de la Junta, que apostó por estudiar la propuesta marroquí teniendo en cuenta en cualquier caso que "la solución final corresponde a las partes, que se tienen que poner de acuerdo porque no es posible una solución unilateral, y siempre en el marco de la ONU".

Frente a ello, la portavoz de IULV-CA, Concha Caballero, criticó que Marruecos no sólo viene "desobedeciendo reiteradamente" las resoluciones de la ONU, sino que desde 2005 "ha incrementado represión y la falta de garantías jurídicas de los habitantes del Sáhara", al punto que denunció la "falta de respeto a las más mínimas garantías democráticas y los derechos humanos con palizas, detenciones ilegales y la prohibición de la presencia de observadores internacionales, entre ellos del Congreso y del Parlamento andaluz".

IU: CHAVES Y ZAPATERO, CON LA "POLÍTICA DEL AVESTRUZ"

En su opinión, Marruecos protagoniza en el Sáhara occidental una "ocupación ilegal, inmoral e injusta, exactamente igual que la ocupación de Irak", por lo que censuró con dureza tanto Chaves como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, opten por la "política del avestruz" e incluso "saluden los planes de Marruecos de anexión de territorios saharauis".

Caballero echó en falta "algún llamamiento, crítica o preocupación" por parte de Chaves en relación con la situación del pueblo saharaui en sus "numerosos" viajes oficiales a Marruecos, por lo que le emplazó a aclarar "qué piensa hacer desde su posición de indudable influencia ante las autoridades marroquíes y el Gobierno de Zapatero para garantizar el futuro del pueblo saharaui, la justicia y la solidaridad en esta materia".

Tras criticar que Chaves se limite a señalar que "ni comparte ni no comparte" la última propuesta marroquí, la portavoz de IU recordó que el nuevo Estatuto andaluz habla de políticas de cooperación en un clima de "paz y respeto a los derechos humanos" sin hacer una "excepción" en el caso de Marruecos e insistió en que "no se conocen intervenciones de Chaves respecto a las detenciones y torturas" en el Sáhara occidental ni tampoco si ha planteado estas cuestiones "ante el Gobierno de Marruecos".

"No vale decir que se entiendan las partes, en política internacional no se puede mantener esa posición cuando hay resoluciones de la ONU porque hacer eso es poner la solución del pueblo saharaui en manos de Marruecos", advirtió Caballero, que resaltó la "obligación política y moral" de España para "terminar en condiciones" el proceso de descolonización del Sáhara y defendió la necesidad de rechazar la última propuesta marroquí porque "no cumple con múltiples resoluciones de la ONU".

CHAVES: "NO A LA REPRESIÓN, VENGA DE DONDE VENGA"

En su turno de réplica, Chaves indicó que el discurso de Caballero queda "precioso, muy bonito y muy solidario", pero responde a una posición que "nunca contribuirá a solucionar el problema del Sáhara". Frente a las críticas de la portavoz de IU, el presidente andaluz proclamó que no comparte "ninguna política de represión, venga de donde venga, y siempre he manifestado a las autoridades mi preocupación por el respeto a los derechos humanos" y dejó claro que "no hemos abandonado a nadie", sino que "apostamos por una solución acordada entre las partes", como ya se planteaba en el Plan Baker.

"Llevamos más de 14 años de soluciones fallidas y varios años con el proceso de solución en vía muerta desde que se rechazó el Plan Baker, por lo que es necesario un nuevo intento para relanzar el diálogo entre las partes y romper el impasse", subrayó Manuel Chaves, que defendió que "ahora que Marruecos ha movido ficha, estaremos o no de acuerdo con su propuesta, pero puede ser una ocasión para relanzar el diálogo entre las partes en el marco de ONU, ya que se mostró convencido de que "no cabe una solución unilateral por parte de nadie, como se ha demostrado a lo largo de los años".