Líbano.- El jefe del Mossad instó al Ejército a retrasar la operación contra Hezbolá tras el secuestro de los soldados

Actualizado 30/03/2007 14:35:14 CET

JERUSALEN, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Mossad (servicios secretos israelíes), Meir Dagan, recomendó tras el secuestro de los dos soldados israelíes por parte de la milicia chií libanesa de Hezbolá el pasado 12 de julio que Israel retrasara su respuesta militar, según informa hoy el diario israelí 'Haaretz'.

Dagan indicó entonces que era mejor adoptar medidas básicas para proteger el país de posibles ataques con cohetes Katyusha antes de atacar Líbano, según recoge 'Haaretz' en un especial que publicará durante la Pascua judía, que este año coincidirá con la Semana Santa católica.

El jefe del Mossad dio esta recomendación durante una discusión de urgencia con el ministro de Defensa, Amir Peretz, el día del secuestro, porque creía que un ataque contra Líbano desencadenaría una mayor escalada, lo que finalmente ocurrió.

Tanto el jefe del Shin Bet (seguridad interior), Yuval Diskin, como el responsable para asuntos diplomáticos del Ministerio de Defensa, Amos Gilad, se mostraron de acuerdo con esta postura. Sin embargo, finalmente el Gobierno, tras varias reuniones como esa, decidió responder bombardeando en primer lugar los cohetes de medio alcance de Hezbolá. Por su parte Hezbolá disparando Katyusha contra Israel.

En aquella reunión, según 'Haaretz', Dagan consideró que "el riesgo de daños en objetivos del frente nacional (en Israel) es muy alto". "En mi opinión, no tenemos que atacar inmediatamente, podemos prepararnos y planificarlo", añadió, preguntándose "qué hay que perder si se ataca en un plazo de dos días".

Sin embargo, según relata el diario, Peretz partió hacia Jerusalén sin escuchar más detalles sobre la amenaza que Hezbolá planteaba para el norte de Israel y de hecho durante la posterior reunión del Gobierno, ni siquiere planteó las recomendaciones hechas por Dagan.