Actualizado 29/04/2007 02:01 CET

Telefónica, Mediobanca, Generali, Intesa Sanpaolo y Benetton se unen para entrar en Telecom Italia

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Administración de Pirelli, reunido ayer en sesión extraordinaria, y Edizione, del Grupo Benetton, han aprobado la venta de su participación en Olimpia, principal accionista de Telecom Italia, a un consorcio formado por Telefónica, la aseguradora Generali, los bancos Mediobanca e Intesa Sanpaolo, y la compañía Benetton, que reinvierte así parcialmente en el consorcio. La operación, informó la operadora española, esta sujeta a la obtención de las autorizaciones preceptivas.

El nuevo consorcio, participado por Telefónica en un 42,3%, contará con una participación del 23,6% en el capital de Telecom Italia (el 18% indirectamente, a través de Olimpia, y el 5,6% de forma directa), convirtiéndose así en el principal accionista de la operadora italiana. Por su parte, Generali contará con una participación del 28,1%, Mediobanca con un 10,7%, Intesa Sanpaolo con otro 10,7% y Benetton, con un 8,2%.

La nueva compañía parte de una estructura de capital de 5.145 millones de euros, lo que supone para Telefónica una inversión de 2.314 millones. Está prevista una ampliación de capital adicional por importe de 900 millones de euros en la que Telefónica podrá suscribir su parte proporcional.

El acuerdo permitirá a Telefónica incorporarse al Consejo de Administración de Telecom Italia con dos consejeros, un número que es proporcional a su participación económica del 10% en la compañía. La compañía que preside César Alierta tendrá derecho de tanteo en la venta de acciones y derecho de veto en ciertas decisiones de modificación accionarial, política de dividendos y desinversiones.

Con esta operación, Telefónica afianza sus relaciones con Telecom Italia, compañía con la que ya ha suscrito acuerdos de colaboración en Alemania, al tiempo que refuerza su posición en Europa y Latinoamérica.

No obstante, Telefónica y Telecom Italia se gestionarán autónoma e independientemente. De esta forma, tanto Telefónica como los consejeros designados a instancia suya se abstendrán de participar y votar en las reuniones de los órganos sociales en las que se examinen decisiones empresariales que afecten a países en que ambas compañías tengan presencia.

Fruto de las conversaciones mantenidas con la operadora italiana, Telefónica y Telecom Italia han previsto la realización de sinergias que supondrán ahorros de costes para ambas compañías. Telefónica precisó que la materialización de esta compra no modificará sus compromisos con los mercados, en el sentido de limitar a una cifra neta de 1.500 millones de euros las inversiones financieras hasta finales del presente año.

Europa Press Comunicados Empresas