Actualizado 07/05/2007 21:53 CET

Sáhara.- Moratinos anuncia que León viajará pronto a Marruecos y Argelia y que se han propuesto "contactos" al Polisario

El ministro y Piqué intercambian reproches respecto a la política de los Gobiernos de PSOE y PP sobre Sáhara

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, anunció hoy que el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, "viajará próximamente" a Marruecos y Argelia para seguir con los esfuerzos de España en la resolución del contencioso del Sáhara a raíz de la resolución aprobada recientemente por el Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que el Gobierno "ha propuesto contactos" al Frente Polisario en este mismo sentido.

Moratinos, que compareció esta tarde ante la Comisión de Exteriores del Senado, hizo especial hincapié en que esta resolución, que hace un llamamiento a las partes a dialogar, "no es una más", sino que "abre un nuevo capítulo, en el que no tenemos garantías de éxito" pero para el cual la ONU deberá definir "las modalidades y el formato de la negociación".

En este sentido, el ministro subrayó que "el Consejo de Seguridad no ha endosado las propuestas (marroqui y saharaui) ni ha obligado a que el mandato negociador se apoye sólo en ellas, pero reconoce su relevancia y utilidad para la negociación que solicita". Además, expresó la "esperanza, cautelosa, de que pueda por fin abrirse un diálogo estructurado entre las partes".

Según el jefe de la Diplomacia, España "ha participado activa e intensamente" en la negociación del texto de la resolución a través de su pertenencia al Grupo de Amigos sobre el Sáhara Occidental. Prueba de esa participación es que, según Moratinos, "el proyecto de resolución presentado por España y el que ha salido es prácticamente idéntico" y coincide "casi en un 95%". Además, precisó, a propuesta de España se incluyó la petición de que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, tenga que informar sobre los avances el próximo 30 de junio.

Asimismo, agregó, el Gobierno está satisfecho de que "el Consejo de Seguridad coincide con el enfoque apoyado por España durante los últimos dos años" y que pasaba, resaltó, por una solución del conflicto "justa, duradera y mutuamente aceptable a las partes y que respete el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui".

VIAJE DE LEON A RABAT Y ARGEL Y CONTACTOS CON POLISARIO

España, dijo Moratinos, "va a seguir con una actividad diplomática importante". Así, anunció que León "va a visitar en los próximos días Marruecos y Argelia para seguir conversando con todas las partes" y dijo que el Gobierno "ha ofrecido al Frente Polisario mantener contactos con ellos".

Por su parte, el portavoz del PP en la Comisión de Exteriores del Senado, Josep Piqué, consideró que "es mentira" que la última resolución aprobada de forma unánime por el Consejo de Seguridad sea "la panacea" y dijo que, de hecho, ésta "no introduce ningún elemento novedoso" respecto a lo que la ONU venía diciendo. En su opinión, se trata de "bellas palabras" que "incluso me pueden llegar a saltar las lágrimas" pero "el tema de fondo sigue estando sin resolver" y las lo han apoyado porque "cada uno ha leído la parte que le interesa".

Por otra parte, denunció que "el Gobierno actual de España ha cambiado de posición y el PSOE ha cambiado su tradición histórica de apoyo a la causa saharaui". Según Piqué, la actitud que mantiene actualmente el Gobierno de Zapatero "no tiene nada que ver con la mantenida durante el Gobierno de Felipe González o mientras el PSOE estuvo en la oposición".

Según Pique, con su propuesta, Marruecos está dando a entender que no se está ante un proceso de descolonización puesto que "quien concede la autononía es quien tiene la soberanía" y con ello Rabat se estaría erigiendo en "potencia administradora". Así pues, dijo, la clave es "aceptamos o no que estamos ante un proceso de descolonización, aceptamos o no quién tiene la soberanía sobre el Sáhara, aceptamos o no quién es en todo caso la potencia administradora y aceptamos o no el derecho de autodeterminación".

En su turno de réplica, Moratinos aseveró tajante que "el Gobierno no ha cambiado de posición" sino que, quizá, dijo, "se lo ha tomado mucho más en serio que los anteriores" y el que "más honestidad ha puesto en resolver este tema diplomáticamente". Asimismo, reiteró que el Ejecutivo "no ha respaldado" la propuesta de autonomía presentada por Marruecos, después de que el portavoz de Coalición Canaria, José Mendoza, le acusara de ello.

NO EXCLUIR NI INDEPENDENCIA NI AUTONOMIA

En este sentido, subrayó que "todo está abierto y todo está por debatir y decidir" y por tanto "la autodeterminación será lo que las partes decidan". En todo caso, destacó que "hay miles de fórmulas" y que "el pueblo saharaui tendrá que decidir". Por ello, abogó por "dejar a las partes que decidan y no excluir nada, ni independencia ni autonomía" sin "entrar a prejuzgar" lo que decidan.

Llegado a este punto, Moratinos recordó a Piqué que cuando el entonces enviado especial para el Sáhara, James Baker, propuso si primer plan en el que sólo se hablaba de autonomía, el Gobierno del PP "lo apoyó". "Podía haber tenido el rechazo que plantea ahora cuando estaban en el Gobierno", agregó.

En su defensa, Piqué dijo que "los Gobiernos españoles siempre apoyaron a la ONU" en el contencioso del Sáhara. Además, acusó a Moratinos de decir que "la autodeterminación se puede expresar a través de manifestarse sobre la autonomía, eso la legalidad no lo dice en ningún sitio", de lo que el ministro se defendió recordando que había dicho que "algunos juristas marroquíes" hacían esta interpretación y le acusó de "manipular" sus palabras.

"Yo no he dicho que eso sea la posición del Gobierno" ya que "cualquiera puede tener una interpretación jurídica de lo que es el derecho a la autodeterminación", remachó. "Ustedes cuando el Plan Baker I se presentó lo defendieron de forma positiva por creer que era una opción que podría llevar a una realidad y cuando el Polisario lo rechazó y Baker hizo otra propuesta cambiaron de posición y la respaldaron, pero dentro del marco de la ONU y de los auspicios de Naciones Unidas igual que está haciendo el Gobierno español pero con mayor compromiso, en este caso", concluyó.