Innova.- IFIMAV y CTC diseñan un sistema de sujeción y monitorización a distancia para el traslado sanitario de bebés

Publicado: jueves, 17 mayo 2007 12:26

Se trata de un proyecto "novedoso a nivel mundial" y se espera que esté listo en dos años

SANTANDER, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El Instituto para la Formación y la Investigación Marqués de Valdecilla (IFIMAV) y el Centro Tecnológico de Componentes (CTC) de Cantabria trabajan en el diseño de un sistema de sujeción y de monitorización a distancia para el transporte sanitario de bebés. El objetivo es que los pequeños puedan ser trasladados en contacto directo con su madre, pero con las medidas de seguridad necesarias, y sin los cables que se requieren para tener monitorizadas sus constantes vitales.

Se trata de un proyecto "novedoso a nivel mundial" que utilizará tecnología bluetooth para el control de las constantes y que se espera que pueda estar listo en el plazo de dos años.

Aunque el IFIMAV y el CTC llevan ya un tiempo trabajando en la idea y tienen diseñado ya algún modelo, hoy se firmó el convenio de colaboración entre ambos centros para el desarrollo del sistema. Los consejeros de Sanidad y Servicios Sociales y de Industria, Trabajo y Desarrollo Tecnológico, Charo Quintana y Miguel Ángel Pesquera, rubricaron hoy ese convenio, en presencia, entre otros, de los directores del IFIMAV, Carlos Richard, y del CTC, Marcos Pérez Bedia.

Con este sistema se pretenden resolver los problemas que supone el traslado sanitario de bebés. Se quiere hacer tomando como base el método canguro, que implica el contacto directo "piel a piel" del bebé con su madre o padre. Pero para ello se necesitan mejorar los sistemas de seguridad.

Además, para propiciar un contacto más directo con la madre y evitar también los peligros que pueden suponer en caso de accidente los cables de los sistemas de monitorización, se propone diseñar un sistema a distancia para el control de las constantes del bebé.

Para la sujeción del bebé ya hay un primer modelo básico gracias al cual quedaría 'anclado' junto a su acompañante. En cuanto a la monitorización, se propone utilizar tecnología bluetooth, de forma que el pequeño lleve los correspondientes sensores en diferentes partes de su cuerpo y un transmisor en la muñeca que envíe la información de esos sensores, sin cables y en tiempo real, a una PDA que portará el médico.

Según explicó Marcos Pérez Bedia, se cree que en el horizonte de dos años estará operativo en el laboratorio el primer modelo de funcionamiento y corresponderá después a las empresas interesadas comercializar el producto. Además, no sólo será aplicable al sistema sanitario cántabro, sino que será exportable a otros sistemas de salud.

HOSPITALES AMIGOS DE LOS NIÑOS

La consejera de Sanidad resaltó que la necesidad de diseñar un sistema de estas características se detectó cuando el Servicio Cántabro de Salud se propuso acreditar sus hospitales, centros de Atención Primaria y transporte sanitario como 'amigos de los niños'.

Se constató entonces que el transporte sanitario de los bebés en incubadoras, no sólo no era seguro en caso de accidente, sino que además podía generar en el pequeño estrés y angustia y dificultar en consecuencia el control de sus constantes, como el ritmo cardíaco, la tensión arterial o la temperatura. Frente a ello, se presenta como la mejor opción el traslado en contacto directo con la madre o padre.

Esto les permitió darse cuenta además del amplio campo para la innovación que existe en el ámbito sanitario y, por ello, Quintana confía en que la colaboración entre el IFIMAV y el CTC se extienda a otros proyectos para buscar solución, a través de la colaboración con los ingenieros y técnicos del CTC, para otros problemas detectados por el personal sanitario.

En esta línea, el consejero de Industria subrayó la importancia de propiciar la relación entre mundos "tan distintos y distantes" como el sanitario y el de la ingeniería, porque de su trabajo conjunto pueden surgir "resultados muy innovadores y creativos".