Actualizado 18/05/2007 11:58:04 +00:00 CET

El filólogo Xavier Pericay publica sus memorias como "disidente de Cataluña" por su cultura "oficial"

BARCELONA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Xavier Pericay presentó ayer su libro de memorias como "un ejercicio de autoanálisis" en el que se refleja como "disidente de Cataluña". "No pienso como la mayoría de la gente, que es la cultura oficial", explicó.

Pericay dijo que 'Filologia Catalana. Memòries d'un dissident' (Destino) es "testimonio de un hombre en un tiempo y un país determinado", y tiene la sensación de que ese momento y ese país "ya se ha acabado".

En conclusión, reconoció que se siente "desajustado aquí", y eso, además de motivos familiares, le llevó hace cuatro años a abandonar Catalunya.

Pericay pretende "levantar acta" de un período de su vida "que vale la pena cerrarlo" a través de esta publicación, y admitió: "Todos los que escribimos lo hacemos por vanidad y por necesidad interna de expresar determinadas cosas".

En referencia al aspecto más filológico del libro, aseguró que una de sus "ilusiones" es que este libro sea "coherente" con todo lo que ha "teorizado" sobre la lengua catalana.

Pericay cree que para que una persona pueda "sentirse encajada" en Catalunya ha de "vincular la filología a una cierta construcción de país". "Lo he tenido imposible", dijo, y añadió que, por eso, pretende sacar a la lengua este "carácter simbólico" que tiene hoy día.

Xavier Pericay fue uno de los impulsores de la plataforma intelectual que aprobó el Manifiesto 'Por un nuevo partido político en Cataluña', en junio de 2005, y que desembocó en la creación del partido 'Ciutadans-Partit de la Ciutadania'.

Destacó que estas memorias son auténticamente de no-ficción, por lo que ha intentado ser lo más sincero posible: "No me consta haber mentido; es estricta factualidad". Añadió que aspira "a que el lector pueda creerse el libro" como "intento de explicación de entenderse a uno mismo dentro del caos que es todo ser humano".

El libro se ha editado de momento en catalán, en Edicions Destino, y la primera edición tien entre 2.000 y 2.500 ejemplares. La editora de esta obra, Patrizia Campana, la definió como "un texto muy valiente en el que se repasa la historia y la cultura catalana de los últimos treinta años". Según Campana, "él cree que ha vivido yendo a la contra en toda su trayectoria", como él mismo reconoce.