El grupo 'activo' de Resistencia Galega está compuesto por media docena de jóvenes con infraestructura en Portugal

Actualizado 20/05/2007 15:30:19 CET

Los Servicios de Información advierten del peligro de más acciones antes del 25 de julio, fecha "emblemática" para la banda

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo independentista de Resistencia Galega responsable de la colocación de tres artefactos explosivos en Galicia desde finales de marzo está compuesto por al menos seis jóvenes que cuentan con algún tipo de infraestructura en Portugal, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Los Servicios de Información barajan la posibilidad de que incluso alguno de los jóvenes que componen el grupo terrorista resida en Portugal, donde regresaría después colocar las bombas.

El hecho de que la bomba desactivada en Lugo esta misma semana contuviese una gran cantidad de metralla ha elevado el nivel de preocupación en los responsables de la lucha antiterrorista. Aunque la colocación de los artefactos en el municipo pontevedrés de Nigrán el 23 de marzo y este mismo mes en Cangas de O Morrazo (Pontevedra) y en el polígono de O Ceao (Lugo) estuvieron precedidas de avisos a los medios de comunicación, la deflagración de los mismos podría resultar fatal para los especialistas en desactivación de explosivos o para cualquier ciudadano.

Un punto de inflexión en el trabajo policial contra el grupo fue el hallazgo de 26 bombas de fabricación casera, pero "con cierta sofisticación" en septiembre de 2006 cerca de la localidad portuguesa de Vieira do Minho, próxima a la frontera con España. Junto a las bombas había folletos y pegatinas de propaganda de Resistencia Galega.

Las fuentes consultadas señalaron que el hecho de que los miembros de Resistencia Galega tengan Portugal como base de operaciones no significa que cuenten con ayuda de grupos o individuos del país vecino. Con todo, la Polícia Judiciaria portuguesa colabora con las Fuerzas de Seguridad españolas al considerar éstas que los autores de las colocaciones de explosivos "van y vienen" desde el país vecino.

'TONINO', EN PARADERO DESCONOCIDO.

Un nombre destaca de entre las identidades que barajan las Fuerzas de Seguridad: Antom García Martos, alias 'Toninho', considerado el supuesto jefe del aparato militar de Resistencia Galega. Condenado por su vinculación en el pasado al Exercito Gerrilleiro do Povo Galego Ceibe, fue uno de diez los detenidos en la 'Operación Castiñeira' de la Guardia Civil contra la Asambleia da Mocedade Independentista (AMI).

Los citados arrestos se produjeron bajo las acusaciones de asociación ilícita, enaltecimiento del terrorismo, daños y alteración del orden público. Dos días después, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz los puso a todos en libertad y desde entonces se encuentra en paradero desconocido.

Policía y Guardia Civil siguen los movimientos de Resistencia Galega desde noviembre de 2005. El día 20 de ese mes apareció en Internet el denominado 'Manifiesto da Resistencia Galega', un documento en el que se reivindicaban ataques registrados en los últimos años contra entidades bancarias, sabotajes en obras públicas y atentados contra camiones del Ejército y sedes de partidos políticos, ocurridos durante la crisis provocada por la marea negra del 'Prestige'.

Por el tipo de objetivos seleccionados y las reivindicaciones realizadas, Resistencia Galega ha optado por hacer de la especulación inmobiliaria bandera de su actuación terrorista. Los Servicios de Información dan por hecho la colocación de nuevos artefactos explosivos en un futuro próximo y no ponen como límite la fecha de celebración de elecciones el próximo 27 de mayo, sino el Día de la Patria Galega, 25 de julio, fecha "emblemática" para Resistencia Galega y en la que se podría producir un salto en la actividad terrorista del grupo.