Sáhara.- CEAS subraya en un carta a Sarkozy su preocupación por los retrasos para un referéndum para el Sáhara

Actualizado 30/05/2007 20:58:29 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS) remitió hoy una carta al jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, donde manifiesta su "preocupación porque la paz y la estabilidad están seriamente amenazadas por continuos retrasos en la realización del referéndum de autodeterminación" en Sáhara Occidental, así como "por la falta de una posición firme de la Comunidad Internacional, de acuerdo con la Legalidad y el Derecho Internacional".

"Han pasado más de 15 años desde que, bajo los auspicios de la ONU y la OUA, las partes en conflicto, el Reino de Marruecos y el Frente POLISARIO, acordaron el Plan de Arreglo para el Sáhara Occidental que establecía la celebración de un referéndum justo, libre e imparcial para que el Pueblo Saharaui decidiera libremente su futuro", insistió CEAS en su misiva, que sin embargo lamentó que "la ONU aún no ha sido capaz de hacer que Marruecos cumpla los acuerdos firmados con la parte saharaui".

En este sentido, la organización recordó en la carta que "el Sáhara Occidental es el último país de África sin descolonizar" y subrayó el hecho de que "la ONU continua considerando que Marruecos ocupa ilegalmente el territorio".

DERECHOS HUMANOS

Asimismo, CEAS pidió la "intervención urgente" de Sarkozy "en defensa de los Derechos Humanos de los inocentes ciudadanos saharauis ante la represión del ocupante marroquí", tras recordar que "el Sáhara Occidental es hoy un territorio ocupado por el ejército marroquí, dividido por muros y campos minados, al mismo tiempo que sus riquezas naturales son saqueadas masivamente".

"Mientras una parte de la población saharaui vive en los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia), en unas duras condiciones caracterizadas por la disminución de las ayudas humanitarias por parte de las organizaciones internacionales, la otra parte vive en las zonas ocupadas padeciendo, especialmente desde el 21 de mayo de 2005, de una brutal y continua represión que ha acabado, hasta ahora, con la vida de dos jóvenes saharauis", lamentó la organización.

Por este motivo, CEAS recordó que "el pueblo saharaui, que representa a millones de ciudadanos en todo el mundo", confía "en que la ONU mantenga con dignidad sus compromisos y principios, aplique la Legalidad Internacional y rechace las propuestas que pretenden imponer el hecho consumado colonial marroquí, contrarias al Plan de Arreglo y al Plan de Paz para la Autodeterminación del Pueblo del Sáhara Occidental", adoptado por unanimidad por el Consejo de Seguridad en julio de 2003.

Por otra parte, la organización trasladó al presidente francés "la confianza en esta nueva etapa de la Presidencia de la República francesa de miles de ciudadanas y ciudadanos comprometidos con el pueblo saharaui, con la justicia y el derecho internacional, que esperan otra forma de entender y atender la política exterior francesa en el norte de África", y muy especialmente "en el Sáhara Occidental, dando prioridad a la legalidad internacional, a la justicia, a la defensa de los Derechos Humanos" y, en definitiva, "a que el pueblo saharaui pueda decidir libremente sobre su futuro".