PNV y BNG también rechazan, como ERC, la idea de Marín de dedicar salas del Congreso a los 'padres' de la Constitución

Actualizado 11/06/2007 21:13:18 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PNV y el Bloque Nacionalista Galego (BNG) tampoco comparten la idea del presidente del Congreso, Manuel Marín, de dar el nombre de los ponentes de la Constitución de 1978 a las salas de reuniones de la última ampliación de la Cámara Baja, coincidiendo con el trigésimo aniversario de las elecciones de 1977.

Este rechazo se suma al que ya ha expresado el grupo parlamentario de ERC en el Congreso, cuyo portavoz parlamentario, Joan Tardà, ya declaró la pasada semana que sería "inadmisible" y "vergonzoso" que se bautizara una estancia de la Cámara con el nombre de Manuel Fraga, que fue ministro del dictador Francisco Franco.

El portavoz del Bloque Nacionalista Galego en la Cámara Baja, Francisco Rodríguez, admite que, aunque su formación no hará de este asunto una "batalla", no le gusta esta propuesta y así se lo trasladará al presidente de la Cámara si recaba su opinión.

"No es de nuestro agrado, aunque el problema no es sólo la figura de Fraga. La Transición fue un pacto con el antiguo régimen y no nos gusta esta idea", declaró a Europa Press el diputado nacionalista gallego.

NO VALEN PROPUESTAS DE 'LLANERO SOLITARIO'.

Igualmente, el senador del PNV y representante de esta formación en la Mesa de la Cámara Alta, Iñaki Anasagasti, advirtió a Marín que este tipo de propuestas deben ser consultadas con todos los grupos parlamentarios y no actuar como "el llanero solitario".

A su juicio, es una "mala idea" porque dedicar una sala o un cuadro a los ponentes de la Constitución acabaría siendo una propuesta "excluyente", dado que, según señaló, el entonces diputado Xabier Arzalluz fue "excluido" de la ponencia que redactó la Carta Magna.