Errazti denuncia presiones a electos de EA, pero asegura que tienen "toda la legitimidad" y que recogerán sus actas

Actualizado 12/06/2007 13:39:30 CET

Dice que le reunión Zapatero-Rajoy fue "bastante palaciega" y que "no sacaron nada en claro porque tienen intereses diferentes"

BILBAO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de EA, Begoña Errazti, denunió hoy que cargos electos de su formación están recibiendo presiones ante la toma de posesión de los cargos municipales que se desarrollará el próximo sábado. Además, aseguró que los electos de EA tienen "toda la legitimidad para representar a los ciudadanos y responder a sus problemas diarios" y que van a recoger sus actas.

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Errazti afirmó que "no se puede permitir" que se amenace a las personas, y defendió "la legitimidad democrática de todos nuestros cargos públicos, concejales y alcaldes, porque así lo han querido los ciudadanos".

"Ya se sabe cómo empiezan estas cosas. Se pasan por delante de la casa, la familia y todas estas cosas. Es realmente inaceptable. Las cosas o se hacen democráticamente o no se hacen. Nosotros estamos en contra de la Ley de Partidos y votamos en su contra en el Congreso. Hay que exigir al PP y al PSOE que derogue esa ley, pero no se puede crear más desestabilización en esta sociedad", indicó.

Aún así, la dirigente de EA señaló que su formación tiene "las puertas abiertas" para los concejales de ANV que no hayan sido elegidos por estar sus listas prohibidas "si se quiere sacar temas adelante y por el bien de los ciudadanos". "Siempre hay opciones, pero esas puertas no están abiertas si hay una actitud contraria a nuestros concejales, con violencia y amenazas. Mantener esas puertas abiertas así es difícil", añadió.

ZAPATERO-RAJOY

Por otro lado, la presidenta de EA se refirió a la reunión mantenida ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lider de la oposición, Mariano Rajoy, y la calificó de "bastante palaciega", en la que, finalmente, "no sacaron nada en claro porque tienen intereses diferentes".

En su opinión, tanto Zapatero como Rajoy hicieron "el papel del actor bueno", ya que, según dijo, "los dos está en contra de ETA, pero, finalmente, no sacaron nada en claro porque tienen intereses diferentes y, seguramente, veremos otra vez los esuqemas que han venido funcionando hasta ahora, con el PP utilizando la violencia para sus intereses y el PSOE en un camino intermedio sin saber cómo hacer frente a los argumentos del PP".

En este sentido, dijo que "es posible" que se dé un acercamiento entre PP y PSOE en materia antiterrorista, aunque "diferente a lo que ha habido hasta ahora". Asimismo, consideró que, de cara a las elecciones generales del próximo año, el PP va a "utilizar la violencia, ETA y Euskal Herria como argumento durante los próximos meses, al mismo tiempo que aseguró que EA no va a entrar "en ningún pacto excluyente mientras mezcle el nacionalismo y la violencia".

"Yo no lo veo (un pacto entre partidos contra ETA). Creo que los esquemas de hace años ya están superados y ya hemos visto para qué han valido. El pacto antiterrorista entre PP y PSOE, sus consencuencias, la Ley de Partidos, el Código Penal y todos esos cambios ya ha quedado claro no son válidos para solucionar los problemas. Hay que hablar serio, y separando, por un lado, qué es la política, la normalización política, la voluntad de la sociedad vasca, nuestros derechos y cómo queremos hacer ese camino democráticamente y, por otro, qué hacer frente a ETA", explicó.

Por último, la dirigente nacionalista aseguró que Zapatero "se confunde si mezcla la violencia, el terrorismo, los asesinatos y las amenazas con nuestro pueblo, con la normalización y con el deseo colectivo en favor de la paz que tenemos en la sociedad".