Sáhara/España.- El coordinador de ISPS exige a Zapatero que trabaje por la descolonización del Sáhara Occidental

Actualizado 18/06/2007 21:04:03 CET

VITORIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de las Instituciones Solidarias con el Pueblo Saharaui (ISPS) a nivel estatal, Txomin Aurrekoetxea, exigió hoy al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que "retome el liderazgo de defender y trabajar en favor de la descolonización del Sahara Occidental", ante el inicio, una vez más, de las negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos.

En una nota de prensa, Aurrekoetxea considera que en estos momentos "tan transcendentales" es "indispensable que el Gobierno central modifique drásticamente su ambigua postura de los últimos meses" y "defienda sin ninguna cortapisa la legalidad internacional", esto es, "el derecho de autodeterminación e independencia del pueblo saharaui".

"Las instituciones solidarias de todo el Estado entienden que las relaciones de buena vecindad de España con Marruecos, tantas veces proclamada por el Gobierno de Madrid, sólo pueden mantenerse sin ser cómplices para anexionarse un territorio, el Sáhara Occidental, que según dictaminó la Corte Internacional de Justicia en 1975 no le pertenecía y nunca le había pertenecido al Reino de Marruecos", recordó.

En su opinión, ya es hora de que el Gobierno central "hable con claridad" y manifieste que "está con la autodeterminación en el marco, bien establecido, de las Naciones Unidas" y que además "está a favor de un acuerdo en el que se consulte al pueblo saharaui libremente sobre su futuro". En esta consulta se incluiría la opción de la independencia, añade.

El coordinador de las ISPS a nivel estatal insta al Gobierno central a que si no actúa en este sentido "diga claramente que está a favor de la autonomía propuesta por Marruecos" y "legitime de este modo la ilegal ocupación del Sáhara Occidental".

"Las cientos de instituciones solidarias de todo el Estado, y los millones de personas que las componen, no van a admitir más engaños ni más traiciones, y tampoco van a permitir más maniobras de mensajes confusos y turbios, con las que se trata de ganar tiempo con el fin de mantener el 'status quo' actual en beneficio de Marruecos", concluye la nota.