Sáhara.- España no participará en las conversaciones entre Marruecos y el Polisario por expreso deseo de las partes

Actualizado 18/06/2007 21:32:09 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

España no participará finalmente en las negociaciones directas que iniciaron hoy Marruecos y el Frente Polisario en las afueras de Nueva York por "expreso deseo de las partes" y pese a haber sido invitada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, informaron hoy a Europa Press fuentes diplomáticas españolas ante la ONU.

Tampoco lo hará ninguno de los otros cuatro países que forman junto a España el Grupo de Amigos del Sáhara (Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia), quienes también recibieron la invitación de Ban Ki Moon, tal y como anunció el secretario general en su reciente visita a España.

Las mismas fuentes precisaron que pese a no estar presentes "físicamente" en las negociaciones, el Gobierno español permanece en estrecho contacto "telefónico" con el enviado personal de Ban Ki Moon para el Sáhara, el holandés Peter Van Walsum, quien ha organizado los encuentros y participa en ellos por parte de la ONU junto al secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe.

Aun así, el departamento que dirige Miguel Angel Moratinos ha enviado a Nueva York al subdirector general para Africa del Norte, Manuel Gómez Acebo, en sustitución del director general para Africa, Oriente Medio y el Mediterráneo, Alvaro Iranzo, quien no se ha podido desplazar por "motivos personales", precisaron las mismas fuentes.

La primera ronda de negociaciones directas desde el año 2000 entre Marruecos y el Polisario se inauguró a las 11.00 horas locales en Manhasset, a las afueras de Nueva York, con la participación en calidad de observadores de los países vecinos, esto es, Argelia y Mauritania.

La delegación alauí que participa en las reuniones está formada por el ministro delegado de Asuntos Exteriores y Cooperación, Taieb Fassi Fihri, y el ministro delegado del Interior, Fouad Ali Al Himma, (dos hombres fuertes del Reino), el ministro del Interior, Chakib Benmoussa, el presidente del Consejo Real consultivo para los Asuntos Saharais (Corcas), Khalihenna Ould Errachid, el director general de Estudios y Documentación, Mohamed Yassine Mansouri, el representante permanente de Marruecos ante la ONU, El Mostafa Sahel, así como varios consejeros técnicos.

La delegación saharaui es la misma que participó en 1997 en las negociaciones que dieron lugar a los acuerdos de Houston, por los que las partes se comprometieron ante la ONU a desbloquear el proceso de identificación electoral para celebrar el referéndum con las opciones de la independencia o la integración en Marruecos que habían aceptado en 1990.

Así, asistirán a Manhasset además de Bujari, el presidente del Parlamento de la autoproclamada República Arabe Saharaui Independiente (RASD), Mahfud Ali Beiba, el representante del Polisario en España, Brahim Ghali, el coordinador del Polisario con la Misión de la ONU en el Sáhara Occidental (MINURSO), Mohamed Jadad, además de los asesores Bechir Sghair y Sidi Umar.

Estas negociaciones tienen lugar en aplicación de la resolución 1754 del Consejo de Seguridad de la ONU, que a finales de abril les instó a entablar conversaciones "de buena fe y sin condiciones previas".

Hoy por hoy, las posiciones de partida presentan dos líneas rojas: Rabat acepta negociar con el Polisario un Estatuto de Autonomía para el Sáhara Occidental y someterlo a referéndum, mientras que el Polisario defiende que esa consulta incluya varias opciones además de la autonomía, incluida la independencia.