Líbano.- El Ejército español prepara un informe detallado para el ministro sobre la contratación de inhibidores

Actualizado 27/06/2007 20:14:36 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Estado Mayor del Ejército de Tierra (EME) está elaborando un informe detallado que desglosa todos los pasos seguidos en el proceso de contratación de los 70 sistemas inhibidores de frecuencia que van a equipar los vehículos tácticos del contingente español en Líbano, según confirmaron a Europa Press fuentes militares.

Tras el comunicado en el que ayer el Ministerio de Defensa atribuyó directamente al jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general de Ejército Carlos Villar Turrau, y su División de Logística toda la "responsabilidad" de la contratación de estos sistemas, el Estado Mayor del Ejército ha recopilado todos los documentos en su poder sobre el proceso de contratación para redactar un informe con los pasos adoptados en cada momento desde la llegada de la orden del Estado Mayor de la Defensa.

Las fuentes consultadas indicaron que las afirmaciones realizadas por el Ministerio de Defensa y el Estado Mayor de la Defensa en el comunicado de prensa de ayer "no han caído en saco roto" y que el Estado Mayor del Ejército de Tierra ha recopilado todos y cada uno de los datos y documentos que dejan claro el desarrollo de la adjudicación.

El documento será presentado en primer lugar al JEME y éste trasladará su contenido al ministro de Defensa, José Antonio Alonso. El informe dará cuenta del desarrollo del citado procedimiento de adjudicación que, para ser resuelto con mayor celeridad, se tramitó por un procedimiento negociado sin publicidad, abonándose una señal de un millón de euros.

Ese objetivo de conseguir sistemas inhibidores a la mayor brevedad de tiempo provocó que el Estado Mayor del Ejército de Tierra se viera obligado a recurrir en la financiación de este contrato a un capítulo distinto del que le asigna directamente la Ley Orgánica de Presupuestos Generales del Estado.

Así, en lugar de conseguir los fondos de los gastos previstos para misiones internacionales de paz --capítulo que no se abonó hasta el pasado mes de marzo-- tuvo que utilizar fondos de otro capítulo económico que legalmente también permite su uso para casos como éste.

El Ministerio de Defensa aseguró ayer en su comunicado conjunto con el Estado Mayor de la Defensa que el 7 de noviembre de 2006 dio orden para incorporar 70 sistemas inhibidores a los vehículos tácticos desplegados en Líbano.

"La orden se remitió al jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, general de Ejército Carlos Villar Turrau, responsable de la adquisición del material y de la instalación, y éste a su División de Logística con fecha 15 de noviembre de 2006", subrayó el Departamento que dirige José Antonio Alonso.

El Ministerio indicó en su escrito que "para agilizar los trámites y recibir el material a la mayor brevedad se optó para su adquisición por un Procedimiento Negociado sin Publicidad, uno de los contemplados en la legislación vigente, y se anticiparon los recursos financieros necesarios en concepto de señal (1.000.000 de euros)".

"La recepción de los equipos inhibidores por el Ejército de Tierra comenzó el pasado día 29 de mayo y finalizará esta misma semana. La instalación se realizará de manera inmediata. En cualquier caso, la investigación sobre el explosivo y el sistema de iniciación empleado el pasado domingo no ha concluido", concluyó Defensa.